Transformación Digital Archivos - artyco | the data driven company
91 640 41 50 hola@artyco.com
Qué es la Agenda España Digital 2025 y cómo va a afectar al tejido empresarial

Qué es la Agenda España Digital 2025 y cómo va a afectar al tejido empresarial

Qué es la Agenda España Digital 2025 y cómo va a afectar al tejido empresarial

Este julio de 2020, el Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez presentó lo que se ha denominado como la Agenda España Digital 2025, un plan que destinará 140.000 millones de euros, entre otras cosas, para que al menos el 25% del volumen de negocio de las pymes españolas, provenga del comercio electrónico, en el 2025. El Plan viene acompañado de 50 medidas agrupadas en diez ejes estratégicos, con los que se pretende impulsar la transformación digital en el país ¿Verdad que te interesa? Pues sigue leyendo, aquí te cuento lo más significativo.

España Digital 2025 prevé la puesta en marcha durante los años 2020-2022 de un conjunto de reformas estructurales que movilizarían un importante volumen de inversión pública y privada, en el entorno de los 70.000 millones de euros.

La inversión pública en el periodo 2020-2022 se situaría en torno a los 20.000 millones de euros, de los cuales 15.000 millones de euros, aproximadamente, corresponderían a los diferentes programas y nuevos instrumentos comunitarios de financiación del Plan de Recuperación Next Generation EU, que establece que la digitalización tiene que ser uno de los ejes principales para movilizar estos recursos.

A ello se sumaría la inversión prevista por el sector privado, de unos 50.000 millones de euros, en un escenario moderado de despliegue de las medidas.

Así lo comunicaba el Gobierno de España, el cual se centrará en el objetivo de impulsar la transformación digital del país, como una de las palancas fundamentales para activar el crecimiento económico, así como para el aumento de la productividad y el aprovechamiento de las tecnologías existentes, las cuales ofrecen importantes oportunidades.

Esta agenda se compone como ya te he comentado, de 10 ejes estratégicos. Vamos a verlos.

 

Ejes estratégicos de la Agenda España Digital 2025

Agenda España Digital 2025

La Agenda se compone de un total de 50 medidas que se integran en estos 10 ejes estratégicos:

 

#1. Conectividad Digital.

Este eje trata de garantizar un acceso igualitario de toda la población a las infraestructuras, promoviendo la desaparición de la brecha digital entre zonas rurales y urbanas, con el objetivo de que el 100% de la población tenga cobertura de 100 Mbps en 2025.

Para este eje, se han marcado los siguientes objetivos:

  • Impulsar la vertebración económica, social y territorial del país.
  • Impulsar el desarrollo de las infraestructuras digitales como palanca de crecimiento económico.
  • Cerrar las nuevas brechas de desigualdad social por la falta de acceso o uso de Internet.
  • Posicionar a España como el polo de infraestructuras digitales de interconexión transfronterizas de referencia del sur de Europa.

Para conseguirlo se tienen previstas una serie de medidas relacionadas con la adecuación de la cobertura nacional, el fomento del uso de redes y servicios digitales, la apertura de una línea de apoyo para la digitalización sectorial de las pymes, que además, ayude a la potenciación de la calidad en los servicios. Todo irá apoyado con un proyecto de Ley General de telecomunicaciones, y un plan de atracción de infraestructuras digitales transfonterizas.

 

#2. Impulso de la tecnología 5G.

Ante la inminente presencia de la tecnología 5G al nivel mundial, con este impulso se busca incentivar su contribución al aumento de la productividad económica, al progreso social y a la vertebración territorial. Se fija como objetivo que en 2025 el 100% del espectro radioeléctrico esté preparado para el 5G.

Entre los objetivos fijados al respecto están:

  • Reforzar la posición de liderazgo de España en desarrollo y despliegue de redes 5G.
  • Desarrollar un entorno confiable para el despliegue de los servicios 5G.
  • Apoyar el despliegue temprano del 5G por parte de los agentes económicos.

Entre las medidas para conseguirlo, estarían desde la liberación del segundo dividendo digital en la banda de 700 MHz, actualmente utilizada para la TDT y que será usada para comunicaciones móviles 5G, hasta la asignación de las bandas de frecuencias prioritarias demandadas para el 5G en 2021.

Otras medidas necesarias serían la puesta en marcha de pilotos 5G, la creación de una propuesta normativa para ciberseguridad 5G, el desarrollo de corredores de transporte 5G, y el liderazgo de proyectos europeos de innovación en nuevas generaciones de tecnología móvil.

 

#3. Competencias digitales.

Este eje tiene que ver con reforzar las competencias digitales de los trabajadores y del conjunto de los ciudadanos, poniendo especial énfasis en lo que demanda el mercado laboral y cerrando la brecha digital que actualmente existe en el ámbito de la educación. El objetivo es que en 2025 el 80% de las personas tengan competencias digitales básicas y que la mitad de ellas sean mujeres.

Otros objetivos específicos son:

  • Mejorar las competencias digitales básicas de la ciudadanía y cerrar brechas entre colectivos.
  • Dotar de competencias digitales avanzadas al alumnado y fomentar vocaciones digitales.
  • Dotar a los trabajadores de las competencias digitales requeridas en el ámbito laboral.
  • Atender la demanda de especialistas en tecnologías digitales.
  • Reducir la brecha de género en materia de competencias digitales.

Las medidas para llevarlo a cabo tienen que ver con un plan de educación digital y de competencias digitales, así como uno específico para el entorno universitario.

 

#4. Ciberseguridad.

En este entorno digital, se hace más necesario que nunca el disponer de seguridad adecuada a las nuevas necesidades. Para ello, se busca disponer de 20.000 especialistas en ciberseguridad, Inteligencia Artificial y datos en 2025 gracias, entre otros aspectos, al polo de actividad empresarial que supone el entorno del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

Los objetivos planteados al respecto son:

  • Incrementar las capacidades de ciberseguridad de ciudadanía y empresas.
  • Fomentar el desarrollo del ecosistema empresarial en el Sector Ciberseguridad.
  • Potenciar la visibilidad internacional de España en ciberseguridad.

Para lograrlo, piensan poner en marcha medidas como la creación de una línea de ayuda 017 en ciberseguridad, el fortalecimiento al respecto por parte de los ciudadanos, las pymes y los profesionales, el impulso de la creación de todo un ecosistema empresarial que gire alrededor de la ciberseguridad, el impulso de convertir a España como un nodo internacional relacionado con este, y la creación, despliegue y operación del centro  de operaciones de ciberseguridad.

 

#5. Transformación digital del sector público.

Se pretende impulsar particularmente en ámbitos clave como son el Empleo, la Justicia, o las Políticas Sociales, mediante la actualización de las infraestructuras tecnológicas. En 2025, el 50% de los servicios públicos estarán disponibles a través de app móvil y se simplificará y personalizará la relación de la ciudadanía y las empresas con las Administraciones.

Los objetivos al respecto en este sentido son:

  • Simplificar la relación de la ciudadanía con las Administraciones Públicas.
  • Personalizar los servicios públicos digitales. Hacia un modelo Ciudadano 360º.
  • Integración de todas las Administraciones en la Transformación Digital del Sector Público.
  • Digitalización de los servicios prestados por la Administración General del Estado en el territorio.
  • Actualizar las infraestructuras tecnológicas de las Administraciones Públicas, avanzando hacia la consolidación, la seguridad y el respeto al medio ambiente.
  • Impulsar la digitalización de servicios públicos y la introducción de la Inteligencia Artificial en la articulación y ejecución de políticas públicas.

Las medidas acordadas para lograrlo están relacionadas con la creación de lo que han llamado, una APP FACTORY para el desarrollo de servicios personalizados a la ciudadanía, así como creando una accesibilidad multiplataforma de los servicios públicos.

Además, se pretende crear un sistema centralizado de notificaciones electrónicas (SCNE) y un sistema de interconexión de registros (SIR). La actualización de las infraestructuras tecnológicas del sector público, también serán una prioridad, llevándolo todo lo posible a la nube. Debido a esto, será necesaria la creación de puestos de trabajo de nueva generación.

Uno de los proyectos más interesantes al respecto, tiene que ver con el desarrollo del Laboratorio de Innovación Gobtechlab, para la aplicación de tecnologías avanzadas a la transformación de los servicios públicos.

 

#6. Transformación digital de la empresa y el emprendimiento digital.

Con este eje se intenta acelerar la digitalización de las empresas, con especial atención a las micropymes y a las ‘start-ups’. Se fija como meta que al menos el 25% del volumen de negocio de las pymes provenga en 2025 del comercio electrónico.

Entre los objetivos marcados, por tanto, estarían:

  • Acelerar la Transformación Digital de las PYMEs.
  • Impulsar el emprendimiento digital nacional e internacional residente en España.
  • Impulsar la proyección internacional del emprendimiento digital nacional.
  • Fortalecer el sector del capital privado en España para start-ups.
  • Atraer teletrabajadores del resto del mundo.

Para ello, se va a crear un Plan de Impulso a la digitalización de las Pymes y una Ley de Start-Ups, así como un programa de apoyo al emprendimiento, con una modernización de la arquitectura financiera pública de apoyo a este.

Por último, se va a crear un programa de colaboración entre  los distintos centros ligados al emprendimiento, para que las PYMEs puedan acceder a una amplia oferta de soluciones para su digitalización y financiación.

 

#7. Proyectos tractores de digitalización sectorial.

Acelerar la digitalización del modelo productivo mediante proyectos tractores de transformación digital en sectores económicos estratégicos como el Agroalimentario, Movilidad, Salud, Turismo, Comercio o Energía, entre otros. Estos proyectos tienen como meta una reducción del 10% de las emisiones de CO2 por efecto de la digitalización de la economía en 2025.

Los objetivos planteados al respecto son:

  • Liderar el cambio disruptivo de manera inclusiva y sostenible.
  • Focalizar los esfuerzos de digitalización en sectores económicos clave.

Para ello, se va a crear lo que denominan como un sector agroalimentario digital, el impulso de una salud  que se dirija hacia la predicción, personalización y la eficiencia, la creación de una movilidad digital, más sostenible, innovadora y eficiente, así como un turismo inteligente.

La propuesta es, además, conseguir que la digitalización sirva de palanca para la modernización del comercio en general.

 

#8. España como polo de atracción de inversiones y talento del sector audiovisual.

Este eje se fija en el pujante sector audiovisual. Para aprovecharlo, se plantea mejorar el atractivo de España como plataforma audiovisual europea para generar negocio y puestos de trabajo, con una meta de incremento del 30% de la producción audiovisual en nuestro país para el año 2025.

Los dos principales objetivos expuestos son:

  • Atracción de inversión exterior y conversión de España en polo de atracción de sector audiovisual.
  • Reducir los costes de la producción audiovisual y mejorar la competitividad (costes financieros, fiscales y legales).

Las principales medidas para conseguirlo son crear un Proyecto de Ley General de servicios de comunicación audiovisual, así como crear el Plan Spain Audiovisual Hub, con el objetivo de reforzar la competitividad de la producción audiovisual española y su internacionalización.

 

#9. Economía del dato e inteligencia artificial.

Al respecto, buscan transitar hacia una economía del dato, garantizando la seguridad y privacidad y aprovechando las oportunidades que ofrece la Inteligencia Artificial con el objetivo de que, al menos, el 25% de empresas usen Inteligencia Artificial y Big Data dentro de cinco años.

El total de los objetivos al respecto serían estos:

  • Convertir a España en un referente en la transformación hacia una Economía del Dato.
  • Impulsar la Inteligencia Artificial como motor de innovación y crecimiento económico social, inclusivo y sostenible.
  • Desarrollar un marco ético y jurídico para la IA basado en valores compartidos.
  • Preparar a España para las transformaciones socioeconómicas que origina la IA.
  • Fortalecer la competitividad a través de las actividades de I+D en el conjunto de las Tecnologías Habilitadoras Digitales (THD).

Para lograrlo, el Gobierno elaborará una Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial que contendrá las medidas para impulsar el desarrollo y la adopción de la IA en España, así como aquellas otras encaminadas a aumentar la confiabilidad de éstas. También, creará la Oficina del Dato, incluyendo un CDO o Chief Data Officer en la Administración, al frente de todo esto.

Además, formará un consejo asesor sobre Inteligencia Artificial, así como la creación de espacios compartidos europeos del dato, en línea con su estrategia Cloud y la iniciativa de la “European Cloud Federation”.

 

#10. Derechos Digitales.

Por último, este último eje busca garantizar los derechos en el nuevo entorno digital, y en particular, los derechos laborales, de los consumidores, de los ciudadanos y de las empresas. En este ámbito se fija como objetivo la elaboración de una carta de derechos digitales.

En relación a este último eje estratégico, estos serían los objetivos planteados:

  • Reforzar los derechos de la ciudadanía en el mundo digital.
  • Proporcionar certidumbre a la actuación de empresas, particulares y Administraciones Públicas en el uso de las tecnologías.
  • Aumentar la confianza ciudadana en el uso de las tecnologías digitales.

Para lograrlo, las medidas planteadas van relacionadas con la elaboración de una Carta de Derechos Digitales, que formule con un lenguaje actual los derechos de ciudadanía y empresas en el mundo digital, eliminando incertidumbres sobre la interpretación de determinados principios y que garantice la disponibilidad de los recursos necesarios para que todas las personas puedan desarrollarse plenamente en un mundo digital.

La creación de “Digital Future Society” (DFS), iniciativa impulsada por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Gobierno de España y Mobile World Capital Barcelona, el cual pretende construir un futuro más justo e inclusivo en la era digital para mejorar el impacto de la tecnología en la sociedad.

Todo esto se complementará con la participación en iniciativas europeas y debates internacionales en materia de derecho digital, así como trabajar en la modernización del marco laboral aplicable al trabajo a distancia.

 

Emilio Fernández Lastra

Chief Marketing Officer

“Después de la hipoteca, el inbound marketing es la mejor
herramienta para asegurar una relación a largo plazo”

¿Te ha parecido interesante lo que has leido?

En artyco podemos ayudarte a conseguir tus objetivos

¿Hablamos?

Si, quiero

+34 916 404 150

hola@artyco.com

© Artyco comunicación y servicios - Todos los derechos reservados

© Artyco comunicación y servicios - Todos los derechos reservados

Cómo fidelizar a tus clientes mejorando la Customer Experience a través de la digitalización

Cómo fidelizar a tus clientes mejorando la Customer Experience a través de la digitalización

Ya nadie es ajeno a pensar que esta nueva Era Digital ha cambiado la manera en la que se relacionan las empresas con los clientes y viceversa. Hoy día el consumidor es mucho más exigente, principalmente porque está mucho más informado. Para cubrir este reto, las empresas han recurrido a las herramientas de Business Intelligence, el Inbound Marketing, la automatización de procesos de marketing o la Inteligencia Artificial. Sin embargo, ¿sabemos realmente cómo es el nuevo consumidor?, ¿cómo piensa?, ¿qué dice de nuestra marca? En un entorno mucho más variable, con mayor incertidumbre y mucho más complejo, no podemos poner el foco exclusivamente en captar nuevos clientes, sino que debemos centrarnos también, y mucho, en fidelizarlos, principalmente a través de experiencias, las cuales nos harán destacar sobre la competencia. Para ello, el nuevo entorno digital es clave. ¿Quieres saber cómo? Aquí te lo cuento.

Todas estas nuevas disciplinas y herramientas están siendo correctamente aprovechadas por empresas como Netflix u Ocado, maximizando así su Customer Experience y obteniendo una fidelización por parte de sus clientes que les está llevando a convertirlos en prescriptores de la marca. Hoy día los profesionales del marketing sabemos de la complejidad del consumidor final, el cual si destaca por algo, es por estar hiperinformado e hiperconectado, haciéndole hiperexigente. Este consumidor del siglo XXI, además es omnicanal (no lo olvidemos), social y móvil, dando prioridad por encima de todo a la experiencia durante la compra y el consumo. Podemos decir, que es un consumidor fuertemente hedonista.

Si a esto le unimos la gran diferencia que existe hoy día entre cada una de las generaciones, se nos hace de total obligación poder conocer, entender, satisfacer y fidelizar a cada uno de esos grupos de consumidores, de una manera lo más personalizada posible. Esto sólo se puede conseguir a través de la digitalización.

Cuando hablo de digitalización me refiero a realizar una completa transformación digital en la empresa, la cual pase por una transformación cultural primero, para luego apoyarse en la tecnología existente, la cual ayude a realizar estrategias centradas en el cliente, en lo que se viene a llamar como Customer Centric Strategy.

Si quieres saber un poco más sobre la transformación digital y cómo hacer estrategias customer centric, te dejo dos enlaces que te pueden ser de mucha utilidad:

Gracias a la tecnología podremos recoger más y mejores datos de los consumidores, y a través de la inteligencia de negocio y los departamentos de Customer Intelligence, podremos sacar conclusiones de ellos de cara a poder interactuar de una manera más exitosa, y por tanto mejorar el engagement.

Una de las claves para conseguir fidelizar a tus clientes, es lograr anticiparte a sus necesidades, es decir, predecir qué desean. Esto no se puede lograr sin tener datos previos. Y cuando tienes esos datos previos, no lograrás nada si no dispones de un equipo de Data Scientists que puedan interpretar esos datos y convertirlos en modelos predictivos.

Por tanto, el primer paso es conocer mejor a los clientes a través de los datos para satisfacerles.

Un cliente satisfecho no es lo mismo que un cliente fiel.

Customer Experience - No es lo mismo satisfecho que fiel

Puedes tener muchos clientes satisfechos, simplemente porque has cumplido con sus expectativas. Pero ser fiel es ir mucho más allá. La fidelidad mide la predisposición de un cliente a repetir su relación con la empresa, entrando en este juego los valores emocionales. En realidad, un cliente fiel es aquel que se identifica con la marca, sus valores y está orgulloso de relacionarse con ella, llegando incluso a convertirse en prescriptor.

Seguro que ahora mismo estás pensando… bien, y ¿cómo consigo esto? Muy sencillo. Bueno, no tanto. Para llegar a ese grado de fidelización es necesario que tengas durante el customer journey map de tus clientes, unas excelentes experiencias en cada uno de los ‘touch points’ con tu marca.

La creación de un Customer Journey Map por cada uno de los segmentos de tus clientes, es fundamental, ya que de esa manera tendrás una perfecta instantánea de cuál es la experiencia que están teniendo tus clientes con tu marca. Sólo de esta manera es posible conocer cuáles son los puntos clave sobre los que incidir en ese viaje del consumidor, para lograr ese efecto en él deseado.

Si no sabes demasiado sobre el tema, en Qué es y cómo diseñar un Customer Journey Map, te traslado directamente al tema con el objetivo de que tengas una amplia visión sobre ello y qué beneficios tiene.

Una vez que ya tenemos monitorizado el comportamiento de nuestros clientes con nuestra marca, así como sus necesidades y problemas durante su proceso de compra, será el momento de introducir una capa de Big Data al proceso, la cual cubra no sólo ‘el durante’, sino también la fase previa y la posterior a la compra.

Muchas veces al hablar de fidelización nuestra mente se va de manera inconsciente a la fase posterior a la compra, cuando para que se de ese acto de fidelización, es necesario conquistar al cliente durante todo el proceso de contacto con la marca. Para ello necesitamos buscar la excelencia con los clientes desde el posicionamiento, pasando por la comunicación y las redes sociales, y la publicidad, diseño, atención al cliente, etc. Si logramos convertir cada uno de esos contactos en ‘touch points’ positivos, estaremos más cerca de convertirlos en clientes y en clientes fieles.

En todo este proceso podemos utilizar una gran variedad de estrategias y acciones las cuales nos ayuden a que los clientes vayan avanzando en ese funnel de ventas famoso que tanto nos gusta calcular. Sin embargo, en el marketing actual y para conseguir un Customer Experience Management (CEM) óptimo en el consumidor, debemos centrarnos en tres pilares: el cliente, el dato y el algoritmo.

Y la realidad es que actualmente hay empresas que están utilizando estos tres pilares para conseguir una Customer Experience óptima que permita fidelizar a sus clientes. Netflix por ejemplo está diseñando sus series de mayor éxito dejándose aconsejar por un algoritmo. Cada uno de los detalles de esas exitosas series viene determinado por los resultados obtenidos al aplicar una serie de algoritmos que analizan previamente todos los gustos y preferencias de los usuarios de la plataforma. ¿Cómo? A través de herramientas de extracción de Big Data y análisis.

¿Y tú qué prefieres, una máquina o un humano?

Customer Experience, máquina o humano

El Big Data, el Business Intelligence, Google Analytics, el Machine Learning, email automation y mucho más son algunas de las herramientas que permiten maximizar el CEM. Pero no son las únicas, quizás también hayas oído hablar de la realidad aumentada (AR) y la realidad virtual (VR). Este tipo de tecnologías inmersivas permiten llevar al usuario a un nivel de experiencia casi tan real como el que vivirían en el momento de disfrutar del servicio contratado. Estas últimas herramientas, ayudan a involucrar de una manera más potente al consumidor con la marca, a la vez que recogen gran cantidad de datos que facilitan el conocimiento del mismo (La Realidad Virtual y otras tecnologías inmersivas, como herramientas para conocer al cliente).

Todos hemos leído sobre la IA o Inteligencia Artificial, y cómo esta está siendo llevada al terreno del marketing con el objetivo último de mejorar la experiencia de los consumidores. Cada vez hay más ejemplos de su uso. Uno de los que más me gusta es el de la empresa británica Ocado. Si no la conoces, te invito a que visites su web, ocado.com.

Ocado es un supermercado online 100%, es decir, no dispone de tiendas físicas. Lo realmente impresionante de esta empresa, además de que factura más de 2.000 millones de dólares anuales y cubre el 77% de la población del país, es que tiene en plantilla a algo más de 1.300 ingenieros diseñando soluciones tecnológicas para la empresa. Una de ellas, y es por esto por lo que me encanta, es lo que denominan como sentiment analysis, y consiste en analizar de manera automática el sentimiento de los miles de emails que reciben todos los días, con el objetivo de detectar los más críticos para que sean contestados lo antes posible, y así poder obtener una experiencia de cliente más óptima. Increíble, ¿verdad?

Y la verdad es que cada vez hay más ejemplos del uso de la IA y de robots con el objetivo de aumentar ese engagement y experiencia de cliente. Pero cada vez también, hay más personas que muestran su preferencia de tratar con humanos.

Chatbots o el blockchain son otras dos herramientas que están creciendo exponencialmente, pero no olvidemos para lo que se han creado: para mejorar la experiencia de cliente. Muchas veces nos obsesionamos con el uso de herramientas novedosas, perdiendo de vista para qué se han creado: facilitar el trabajo de las personas. Debido a esto, un reto que se nos plantea en el futuro es conseguir ese mix ideal entre máquinas y humanos, que consiga prestar de la manera más satisfactoria los servicios demandados por los clientes.

Según los expertos, el factor humano es prioritario sobre todo en situaciones en las que tiene que haber una negociación, mientras que la máquina es mejor vista ante situaciones menores, simples y predecibles. De hecho, consideran que estas crecerán, ya que están generando un claro valor para el usuario. Un ejemplo de este tipo de servicio, son las tecnologías de autoservicio TBSS (technology based self-service), las cuales no sólo benefician a la empresa en cuanto a ahorro de costes y operativa, sino también al usuario final.

Sin embargo, no perdamos de vista la existencia de diferencias en las personas. Recientes estudios han confirmado que hay personas que necesitan interactuar con otros individuos en el proceso de compra de cualquier producto o servicio, siendo para estos fundamental y crítico a la hora de fidelizarles. Por el contrario, cada vez hay más personas que se sienten incómodos si tienen que interactuar con un ser humano a la hora de contratar algo, facilitando el proceso de compra si este se realiza a través de una máquina o proceso digital.

En el futuro habrá que encontrar ese mix entre máquina y ser humano que permita crear ese engagement con la marca que propicie una experiencia de compra positiva. La preferencia de los clientes por un sistema u otro dependerá de distintos factores. Mientras hay personas que necesitan buscar la novedad, les gusta la tecnología y no tienen problemas en probar cosas nuevas, hay otras que lo que prefieren es interactuar con personas humanas, prefiriendo lo seguro y lo que ha sido testado.

Para poder acertar, todo pasa una vez más por el conocimiento del cliente, su clasificación, segmentación y definición en Buyer Persona, la cual permita crear acciones y comunicaciones bidireccionales adaptadas a sus gustos y preferencias entre una máquina o un humano.

 

Tras este post estoy convencido que has encontrado una serie de tips que te van a ayudar a entender mejor de qué manera se crea un cliente fiel a través de la experiencia de cliente utilizando la digitalización. Sin embargo, si no sabes cómo abordarlo, contacta con nosotros, estaremos encantados de escucharte, y también de ayudarte… (este post ha sido escrito por un ser humano).

¿Quieres mejorar tus índices de fidelización?

A través de la optimización de la Customer Experience es posible, si sabes combinarlo con una correcta digitalización. En Artyco te ayudamos.

Qué es la transformación digital y qué ventajas aporta a tu empresa

Qué es la transformación digital y qué ventajas aporta a tu empresa

Desde hace tiempo se habla mucho sobre la necesidad de que las empresas realicen una transformación digital que les lleve a ser más competitivas. Parece que lo anterior ha caducado, y que si no “digitalizas” tu negocio, no lograrás sobrevivir a los nuevos tiempos. En cierto modo todo esto es cierto, pero ¿realmente sabes a qué se refieren los expertos con digitalización? ¿Sabes qué es la transformación digital? Si no lo tienes muy claro, en este post te lo cuento simple y breve. Además, para que puedas trasladarlo a tu empresa, te enumero las principales ventajas que te ofrece dicha transformación digital. Vamos allá.

Aunque parezca mentira, todo comenzó en 1703 con un tal Gottfried Wilhelm von Leibniz, quien creó y detalló el concepto de “digitalización” en una publicación que llamó “Explication de l`Arithmetique Binaire”. Lo que creó este buen hombre, fue la base de lo que hoy día conocemos como código binario de ceros y unos. ¿Increíble verdad? Este sistema posteriormente fue desarrollado por otros “cracks” de sus épocas, ya en los siglos XIX y mediados del XX.

Gracias a estos eruditos que establecieron las bases de la digitalización, hemos experimentado en las últimas décadas, toda una revolución tecnológica la cual ha llevado a plantearnos toda una revolución laboral: la transformación digital.

Si buscas sobre qué es la transformación digital, lo más probable es que encuentres algo así como, que es el cambio de aplicar métodos tradicionales al uso de la tecnología digital en todos los aspectos de la sociedad. Sin embargo, esto se queda muy corto en lo que es la transformación digital en si. Realmente la transformación digital supone una tercera etapa en el uso de dicha tecnología digital. La primera etapa sería el momento de adquirir unas competencias digitales; la segunda correspondería a su uso; y esta tercera es la verdadera transformación.

La etapa de transformación digital conlleva que esos usos digitales ya adquiridos en la etapa anterior permitirán nuevos tipos de innovación y creatividad en un ámbito de trabajo más colaborativo, multidisciplinar y flexible.

Por tanto, ¿qué es la transformación digital? La transformación digital no es otra cosa que todas esas nuevas oportunidades de negocio y estratégicas que surgen a consecuencia del desarrollo y el uso de la tecnología.

Según un estudio publicado por la consultora IDC, el 66% de los CEO`s consideran que la transformación digital es una pieza clave de su plan de negocios. Además, según un estudio de CA Technologies, las empresas que se han visto inmersas en la transformación digital, registran un incremento de sus ventas de cerca del 39%. Interesante, ¿verdad?

A lo mejor estás pensando. Nuestra empresa lleva tiempo en dicha transformación digital… todos tenemos perfiles en LinkedIn, tenemos página web… ¡incluso acabamos de implantar un CRM! ¡Error!

Implantar un CRM en tu empresa es algo de vital importancia, y si te lo estás planteando, te animamos a ello. De hecho, puedes ponerte en contacto con nosotros, ya que somos expertos en ello, pero no lo confundas con la transformación digital. Muchas empresas creen que informatizar los procesos de la empresa, hacer marketing digital o tener una tienda online es estar inmersos en la transformación digital, sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Y es que las empresas han cambiado sus hábitos de comunicación con los consumidores, sobre todo, porque estos consumidores han cambiado sus hábitos. El paso de una comunicación unidireccional entre empresa y consumidor, a una comunicación bidireccional, en la cual el consumidor opina cuando y donde quiere, principalmente gracias a los medios digitales, han provocado que se realice un cambio estructural de las empresas.

El consumidor dispone de más información, poder de decisión y más canales de comunicación que hace unas décadas. Hoy día el consumidor busca un trato diferente por parte de las empresas, interactuar más con ellas y que estas inviertan más en fidelizarlos. Estas nuevas demandas del cliente son las que realmente han propiciado la transformación digital.

 

Ventajas de la Transformación Digital

Ventajas de la transformación digital

La principal ventaja por encima de todas las demás, es que gracias a la transformación digital se te abre una gran cantidad de oportunidades dentro de tu organización para combinar nuevas prácticas, procesos y formas de hacer las cosas, que te ayudarán a generar mejores resultados.

Entre las ventajas más importantes, tenemos:

  • Te permite generar nuevas experiencias al cliente.
  • Cambiando los procesos internos de la compañía, redundará en una mejora en la eficiencia operativa.
  • Seguro que se te abren nuevas fuentes de ingresos que antes no contemplabas.
  • Hoy día todo va a una gran velocidad. La transformación digital te permitirá tener una respuesta más rápida a los cambios del mercado.
  • Sin duda, una empresa transformada digitalmente, es una empresa con una ventaja competitiva respecto al resto que aún no han realizado dicho cambio.
  • Cuando una empresa realiza con éxito este cambio, acaba realizando un cambio cultural, el cual beneficia a la innovación y la creatividad de los empleados que en ella trabajan.
  • Uno de los pilares básicos de la transformación digital es el trabajo colaborativo. Esta ayuda a que todos los departamentos trabajen de una manera conjunta y más alineados, donde fluya la comunicación y las ideas.
  • El Big Data es más aprovechado por este tipo de organizaciones, ya que no sólo tienen las herramientas tecnológicas para poder sacarle provecho, sino que, además, se dispone de la voluntad y el conocimiento por parte de los empleados.

 

Seguro que tras leer esto te preguntarás, vale, pero… ¿cómo pongo en marcha la transformación digital dentro de mi empresa?

Tienes que tener en cuenta que una de las funciones más importantes que debe tener una empresa que quiera llegar a la transformación digital, es centrarse en el cliente, es decir, ser una empresa customer centric. Bien conociéndole con el objetivo de ofrecerle la mejor de las experiencias posibles, bien para saber darle respuesta a todo aquello que necesite, o bien para adelantarse a sus necesidades.

En mi opinión, hay tres áreas que ya están trabajando mucho y muy bien en este sentido. Son estas:

  1. Internet de las cosas – IoT.

Cada año se ven más casos en los que los objetos más cotidianos se conectan a Internet y recogen información sobre el usuario que le ayuda a llevar una vida más fácil. En el área de los consumidores, les mejora la vida, y en el de las empresas, les ayuda a la optimización de la producción y el mayor control de procesos, así como la toma de decisiones.

  1. Smart Cities.

Las ciudades inteligentes están cambiando la manera con la que los ciudadanos se relacionan con estas. La incorporación de tecnología en mobiliario urbano está posibilitando a las instituciones, ofrecer un servicio más eficiente a sus ciudadanos, así como obtener registros y estadísticas útiles para mejorarlos, optimizarlos y redirigir presupuestos. Ciudades como Barcelona con la incorporación de información en tiempo real del tiempo de llegada de los autobuses, u Oporto en el que tienen indicadores WiFi del nivel de llenado de los cubos de basura, para optimizar su servicio de recogida, son un claro ejemplo.

  1. Social Selling

Este es un ejemplo de por dónde está yendo la evolución de los departamentos comerciales. El cogerte la guía de teléfonos o un directorio de empresas, y llamar a puerta fría, ya no tienen ningún sentido desde hace tiempo. Con la llegada de las redes sociales, y más aún con LinkedIn como red profesional, el uso de herramientas que te permiten monitorizar ciertos puestos e introducirte vía inMail o email ofreciéndole información relevante una vez estudiado ese perfil y sus preferencias a través de las redes sociales, ha hecho cambiar totalmente la forma de trabajo, así como la optimización de recursos y tiempo.

Estos son sólo tres ejemplos básicos de cómo con la tecnología se han conseguido cambiar actitudes y procesos en vías a optimizar procesos y ofrecer a los consumidores finales resultados más adecuados a lo que esperan. ¿Estás en proceso de transformación digital de tu empresa? Cuéntanos tu experiencia.

Informe sobre la Evolución Digital en el Mundo -2017

Informe sobre la Evolución Digital en el Mundo -2017

Hoy por hoy nadie pone en duda que vivimos en un mundo digital. Para cualquier país el uso de Internet está suponiendo la transformación de su industria, su economía, incluso su manera de afrontar la comunicación con sus ciudadanos. El proceso de la transformación digital es un hecho, pero no todos los países llevan el mismo ritmo. En este post te resumo alguno de los puntos clave del informe sobre la evolución digital en el mundo. No te lo pierdas.

El informe sobre evolución digital en el mundo o “Digital Planet 2017. How competitiveness and trust in digital economies vary across the world” publicado en julio de 2017 y realizado por The Fletcher School de la Tufts University de Boston, Estados Unidos. En este informe se analiza cuál es la evolución digital de los principales países del mundo, cuáles son los frenos que actualmente se detectan y cómo conseguir ese desarrollo digital.

El informe identifica seis puntos clave necesarios para conseguir con éxito, realizar una transformación digital. Son estos:

1. El uso de políticas públicas para crear con éxito una economía digital. En el informe indican que se han dado cuenta que los países altamente evolucionados han tenido una fuerte participación del gobierno y el entorno político en la configuración de sus economías digitales. Esto mismo está sucediendo con aquellos países que están experimentando un importante impulso.

2. La identificación y la amplificación de los conductores que intervienen en la evolución de la digitalización. Los autores de este estudio indican que “en la economía digital, es aún más importante entender hacia dónde va el mundo que donde está hoy”. Este pensamiento estratégico, debería redundar en una potente inversión en innovación por parte de aquellos países que quieran liderar el mundo digital del mañana.

3. Organizar almacenes digitales como ejes del Planeta Digital. Según los analistas del informe, este es un punto clave y una oportunidad para los países más pequeños, pero con unas instituciones públicas con una mentalidad hacia lo digital clara, ya que pueden crear un alto valor siendo los primeros en adoptar un ecosistema adecuado para el desarrollo de negocios digitales. Plataformas digitales como eBay, Amazon y Facebook, están permitiendo a las pequeñas empresas e individuos participar de la globalización. La mayoría de las empresas de Internet, nacen sin tener en cuenta la ubicación, teniendo una mentalidad global desde sus inicios. Para poder aprovechar las oportunidades de la globalización y para satisfacer la demanda, tanto de su país como fuera de sus fronteras, los países necesitan disponer de instituciones y entornos políticos favorables, invertir en infraestructuras de suministro para el futuro y fomentar la innovación.

4. Reinventar los estándares digitales a través del re-enfoque en la innovación. Los países con mayor puntuación en el Informe sobre Evolución Digital en el Mundo 2017 (Noruega, Suiza, Finlandia y Dinamarca), tienen una paradoja esencial en común: su éxito pasado en digitalización no se está traduciendo en ímpetu. Es decir, sus gobiernos fueron los primeros inversores en digitalización, así como en la creación de instituciones e infraestructuras necesarias para construir una economía digital, sin embargo, hoy en día sufren la combinación de una saturación de demanda, y la inercia institucional. Para seguir liderando el mundo digital, deberían reinventarse y luchar por seguir creciendo.

5. Tener en cuenta el papel que juega hoy día en nuestras vidas el Internet móvil. Nuestras manos, bolsillos y bolsos son cada vez más los hogares de Internet, sobre todo debido a los más de 2.000 millones de nuevos usuarios que desde el 2009 han hecho de su teléfono móvil su ventana de acceso a Internet. Seguro que esto seguirá siendo así para los 2.000 millones de usuarios que les sigan. Desde el 2010, dicen en el informe, el comercio electrónico global también se ha duplicado y el comercio realizado en un dispositivo móvil se ha multiplicado por 10. A día de la redacción del informe, había 5 mil millones de abonados móviles únicos. Cifra nada desdeñable y a tener en cuenta para tomárselo muy en serio. En relación a ello, en el informe indican que una buena estrategia para los países menos avanzados sería optimizar sus escasos presupuestos en facilitar el acceso a Internet a través de los móviles, ya que ello repercutirá directamente en ingresos económicos.

6. Los gobiernos deben realizar mayores esfuerzos para conseguir la confianza de los usuarios en Internet. Esta es una labor dirigida fundamentalmente a los países más evolucionados digitalmente. Aquí los proveedores tecnológicos, así como las empresas, tienen un papel muy importante, ya que deben trabajar en ofrecer políticas de privacidad y seguridad, para evitar que los usuarios experimenten un “déficit de confianza”. Sitios con una experiencia y ambiente menos confiables, incluyendo tecnologías poco fiables, webs desconocidas y tiempos de carga lentos, hacen que los usuarios de países más evolucionados, quienes son más propensos a soportar menos esas circunstancias, acaben desconfiando del medio.

 

Cuáles son los drivers que intervienen en la evolución digital

Según la información que se desprende del informe sobre evolución digital en el mundo, los principales “drivers” que impulsan esta transformación digital, son estos:

1. Condiciones de suministro. Este controlador mide la calidad y la disponibilidad de la infraestructura digital y física, como la disponibilidad de ancho de banda y la calidad de las carreteras.

2. Condiciones de demanda. Son los indicadores que sustentan las condiciones de demanda y que ayudan a abordar preguntas como: ¿tienen los consumidores los medios e instrumentos necesarios para conectarse a la economía digital?, ¿tienen la voluntad y el interés continuado de seguir participando activamente en la economía digital? La baja puntuación puede tomarse en este caso como un indicador de potencial mercado e inexplorado para los inversores y las empresas.

3. Entorno institucional. Además de ser los responsables de invertir en infraestructuras y establecer leyes, las acciones y políticas gubernamentales desempeñan un papel fundamental en el apoyo a la creación de negocios digitales. También son claves para propiciar las inversiones en innovación y tecnología digital, así como sus aplicaciones.

4. Innovación y cambio. La innovación es la clave para encontrar nuevas soluciones a los desafíos globales, nacionales y locales. El nivel de innovación se mide a través, principalmente, de la disponibilidad de talento y capital, teniendo en cuenta el nivel de colaboración entre universidades, empresas y centros de I+D+i.

En función de esos cuatro “drivers”, el informe puntuó a una serie de países, situándolos en un mapa de coordenadas.

 

Estado de digitalización en el mundo

En el informe analizaron un total de 60 países, los cuales en función de los “drivers” anteriormente descritos, obtuvieron el siguiente gráfico.

Mapa posición Mundo Digital

Fuente: Informe Digital Planet 2017

Donde:

  • Los países Stand Out (zona verde del gráfico) son altamente avanzados digitalmente y exhiben un gran impulso. Son líderes en impulsar la innovación, aprovechando sus ventajas existentes de manera eficiente y eficaz. Sin embargo, mantener un impulso constante y alto en el tiempo es un reto. Para seguir liderando la digitalización, estos países necesitan mantener sus motores de innovación en marcha y generar nueva demanda, a falta de lo cual se arriesgan a estancarse.
  • Los países de Stall Out (zona amarilla del gráfico) disfrutan de un alto nivel de avance digital, pero se ve que están pasando por un momento de desaceleración. Los cinco países con más puntuación en el ranking DEI 2017 son: Noruega, Suecia, Suiza, Dinamarca y Finlandia. Su mayor desafío es mantener el crecimiento. Pasar de estas «mesetas digitales» requerirá un esfuerzo consciente por parte de estos países para reinventarse, apostar por una tecnología digital ascendente en la que tenga liderazgo y eliminar los impedimentos a la innovación. Los países de Stall Out pueden mirar a los países Stand Out para obtener lecciones de sostenimiento del crecimiento liderado por la innovación.
  • Los países de Break Out (zona azul del gráfico) son de baja puntuación en sus actuales estados de digitalización, pero están evolucionando rápidamente. El gran impulso de los países Break Out y su importante margen para el crecimiento los haría muy atractivos para los inversores. Se caracterizan por tener infraestructuras relativamente débiles y una mala calidad institucional. Los países de Break Out harían bien en fomentar mejores instituciones que puedan ayudar a nutrir y sostener la innovación. Los países de Break Out tienen el potencial de convertirse en los países destacados del futuro, con China, Malasia, Arabia Saudita, Kenia y Rusia a la cabeza.
  • Los países de Watch Out (zona roja del gráfico) se enfrentan a desafíos significativos con su bajo estado de digitalización y bajo impulso. En algunos casos, estos países están retrocediendo en su ritmo de digitalización. Algunos de estos países demuestran una notable creatividad frente a graves brechas de infraestructura, limitaciones institucionales y baja sofisticación de la demanda de los consumidores. El camino más seguro para que estos países pasaran a una posición superior, sería mejorar el acceso a Internet para sus usuarios, sobre todo reduciendo la brecha que supone el Internet móvil, es decir, la diferencia entre el número de teléfonos móviles y el número de teléfonos móviles con acceso a Internet.

 

El caso de España es particular, ya que se sitúa en la zona roja (Watch Out), pero muy próximo al resto de las otras zonas, ya que está casi en el vértice de las cuatro. Esto quiere decir que las actuaciones que realicen el gobierno y las empresas motoras en el mercado español, así como la innovación que permita impulsar el uso de Internet, determinará la situación futura de España en el panorama digital internacional.

En el siguiente mapa se puede ver de una manera mucho más rápida, el orden de los 60 países objeto del estudio.

Mapa países digitales en el mundo

Fuente: Informe Digital Planet 2017

 

 

La confianza online como factor determinante para la transformación digital

Confianza online

Del estudio se desprende que la confianza online es uno de los factores más determinantes para aumentar la penetración de Internet en el mundo. El incentivo institucional, las infraestructuras y la innovación, así como los recursos de ese país son claves, sin embargo, es la confianza online la que hará que el usuario llegue a utilizar el entorno digital y ayudar a crear en definitiva, una economía digital potente.

Para llegar a entender qué es la confianza online y cómo generarla, el estudio la enmarca en los siguientes entornos:

1. Entorno digital. La privacidad es una de las principales áreas de preocupación para los usuarios. Estas han aumentado debido a hechos como: las revelaciones de Edward Snowden en 2014 acerca de las iniciativas del gobierno de EE.UU. para aprovechar las redes digitales; hacks de información sensible; y aumentar las capacidades del gobierno y del sector privado para rastrear las actividades digitales, las identidades y las ubicaciones de los usuarios. Algunos usuarios buscan el anonimato, en el que la identidad, pero no las acciones, están protegidas. Los ataques cibernéticos y el uso repetido de ransomware han ido aumentando, haciendo de la seguridad online otro de los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de conseguir una confianza online. Confianza que las empresas digitales deben garantizar a medida que los usuarios interactúan y realizan transacciones online. Las medidas de privacidad, seguridad y responsabilidad no deben obstaculizar a la creación de una experiencia de usuarios satisfactoria. La experiencia digital de los usuarios debe también desempeñar un papel en la evaluación general de la confianza digital.

2. Experiencia de usuario digital. Las empresas y las instituciones públicas se enfrentan al reto de conseguir un equilibrio lógico entre ofrecer el nivel más alto de privacidad y seguridad, y asegurar una experiencia perfecta de usuario en el entorno online. Priorizar la experiencia de usuario sobre la seguridad y la privacidad, puede repercutir en el comercio electrónico, mientras que priorizar la seguridad y la privacidad puede hacer que el usuario pierda el interés de utilizar los medios online para obtener algo.

Conseguir este equilibrio de una manera óptima, aseguraría a dichos países el avanzar hacia una economía digital y a generalizar su uso entre su población.

3. Actitudes. La mayoría de nosotros experimentamos la confianza como un instinto. Este sentimiento puede ser sobre las personas asociadas con la industria digital, las asociadas con la ciencia y la tecnología, el valor que colocamos la tecnología como parte integral de la vida, o la credibilidad de las instituciones. Conseguir una actitud positiva hacia Internet por parte de los usuarios, incidiría directamente sobre la confianza de estos en el medio.

4. Comportamiento. Cuando un individuo participa de Internet y realiza transacciones online, significa que tiene un mayor nivel de confianza que otro que no lo hace. Por tanto, si un país tiene unos índices de compra online cada vez más altos, significa que esos usuarios confían en el medio. Este hecho puede ser un indicador perfecto para observar la tendencia de la confianza de los usuarios.

 

El Digital Evolution Index de 2017 es un amplio informe de 70 páginas donde muestran todas las conclusiones obtenidas a lo largo de la investigación, así como sus recomendaciones. Si quieres profundizar en ello, te recomiendo que le eches un vistazo.

¿Quieres ser más digital?

Te ayudamos a crear estrategias digitales y mejorar el proceso de digitalización de tu empresa con lo último en CRM y Marketing Online.

Los digitales no son para el verano

Los digitales no son para el verano

Llegamos al mes de agosto con ganas de cerveza y aceitunas, nada más. Las conversaciones son banales, las idas y venidas a la playa, piscina o monte son como sonámbulos, vamos y venimos, engordamos y dormimos. Vacaciones.

Cuando caes en un grupo de gente poco conocido, la pregunta es siempre la misma

– ¿Y tú a qué te dedicas?

– Pues a temas de marketing digital, ya sabes, el mundo de internet

– Ah! Pues tengo un problemilla en el ordenador… ¿tú no sabrás de Office 365, verdad?

Y así uno detrás de otro, te hablan de su departamento de IT, de un sobrino que estudió informática y que le va muy bien, de sus problemas de conectividad en la oficina o de qué móvil le compran a su hijo.

– Bueno, es que exactamente eso no es…

Y así a la cuarta o quinta vez les miras con comprensión, les das una palmada en la espalda, y les pides otra cerveza.

Cuando alguien te habla de CMS, display o gestión en redes sociales, la cara se te ilumina, te rascas los ojos, y por fin ves una conversación prometedora, hasta que en un grado sumo de valentía, les preguntas por la transformación digital de su empresa, los pasos que siguen, hitos… y otra vez grillos, y vuelves a la cerveza.

Entonces te das cuenta de que los digitales somos pocos, que todos nos conocemos, que compartimos conocimientos y preocupaciones que otros no entienden, que utilizamos un lenguaje raro, y lo peor, es que somos endogámicos, tremendamente mezclados entre nosotros mismos. No hay salida.

Lo que durante el invierno te da una sensación de estar al día, pelearte con una terminología feroz, estar constantemente formado, preparado, viendo novedades que te cambian el panorama casi diariamente, viendo cómo empresas punteras mueren, otras nacen y se invierten miles de millones en… el resto del mundo mira a su móvil y se da por satisfecho.

No hay cultura digital y me preocupa, no hay empuje de las empresas y me preocupa más, no hay conciencia de los cambios tecnológicos y culturales que se están viviendo y me sigue preocupando…

Ya no es un problema de la gente. La gente tiene lo que se le da. Es un problema de gobierno, institucional, de universidad, de empresa. Ni se forma, ni se invierte, ni se promueve el cambio ni se le hace caso. Tener una web no es nada hoy en día.

No se es consciente (creo), del problema de la falta de conciencia digital. Al final, nosotros, en nuestro día a día laboral hablamos con quien realmente está preocupado por la trasformación digital en su empresa. Pero estos días, haciendo repaso mental… ¿Cuántas son? ¿Realmente cuántas empresas están metidas de lleno en una nueva visión del negocio? Pocas, que nos consumen nuestro día a día, nuestro tiempo, y entonces parece que son muchas porque los pocos que estamos no damos abasto.

No se trata de tener los denominados pilares digitales, (contenidos, gestión de buscador y redes sociales, publicidad SEM y display y analítica). Se trata de un paso más, de relación, de gestión, de comercio, de principios sobre los que debe asentarse la empresa y sus relaciones tanto internas como externas, una nueva visión de cliente…

Visto que en términos generales el ecosistema no está preparado, cogeremos fuerzas que el curso que viene vendrá (gracias a Dios), con mucho trabajo.

¿Quieres digitalizarte?

Te ayudamos a crear estrategias completas de Marketing Digital que te ayuden a alcanzar tus metas. Ponte en contacto con nosotros.