CRM las Rozas Archivos - Artyco
Social CRM y Marketing Strategy unidos por un Usuario Feliz

Social CRM y Marketing Strategy unidos por un Usuario Feliz

Porque la felicidad del usuario es lo primero, hace ya algunos meses  la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), junto con la Asociación de Agencias Digitales (AD), comentaban los beneficios y ventajas que representa el Social CRM a las marcas y los clientes. Cada día que pasa estos beneficios van quedando más claros, las estadísticas apuntan que un mayor conocimiento de los gustos, necesidades e inquietudes del cliente están directamente relacionadas con el aumento de consecución de objetivos de una empresa y la felicidad de ambos.

Nuestra ficha interna de usuario sumada a la información que nos ofrecen los medios digitales y sociales, dan como resultado un Social CRM que nos ayuda a entender el pensamiento de nuestro cliente objetivo, son ellos mismos los que mediante estas plataformas nos hacen llegar sus inquietudes y necesidades. Por ello, para enriquecer el conocimiento que la marca tiene del cliente es necesario incorporar todos los datos que el consumidor social nos va dejando. Solamente con la información que un usuario nos deja en nuestro muro de Facebook podemos entender claramente cuáles son sus carencias y ayudarle a cubrirlas.

Pero Social CRM no es sólo tecnología, es una nueva forma de aproximarnos al potencial cliente que transforma el marketing tradicional en un marketing más dinámico y lo acerca al cliente final. Esto aunado a un correcta estrategia de marketing concluye en una venta exitosa. Por desgracia, aun con un sistema de Social CRM implementado en nuestra estrategia de Marketing, no siempre recibimos las respuestas esperadas, esto se debe a que casi el 76% de los profesionales del marketing usan erróneamente los datos obtenidos del comportamiento de los consumidores y un 86% no segmentan sus campañas. Esa es la primordial razón por la que al contratar un CRM o un Social CRM, se le debe poner especial atención en el plan estratégico de marketing y segmentación de mercado que se va a utilizar.

Una buena gestión y un equipo cualificado dedicado a la medición de objetivos son también necesarios para que nuestra inversión en Social CRM no se vea malgastada. Sólo el 13% de las empresas que utilizan estrategias de Marketing, miden los resultados y repercusiones de la experiencia de un cliente tras la contratación de un producto o la compra de un artículo. Esto supone acortar la vida útil del usuario en nuestra marca y no identificar los puntos fuertes y flojos de la empresa, información clave para una mejora constante de nuestras tácticas de ventas y marketing. Tan importantes son los datos que recogemos del usuario como gestionarlos correctamente para nuestro beneficio, razón por la cual se debe contar con un buen departamento de Bussines Intelligence que recoja, procese y mida estos preciados datos.

En resumen, un buen Social CRM es la unión de la estrategia, la innovación y el constante movimiento de información del cliente objetivo que procesado adecuadamente, nos conduce a la consecución de beneficios y al engagement del cliente.

Datos obtenidos de: Forrester Consulting – The State of Always – On Marketing Study – Asociación Española de la Economía Digital – Asociación de Agencias Digitales.

 

Redes Sociales y estrategia con Social CRM

Genera ventas gracias a un mayor conocimiento de los gustos y aficiones de tus clientes, y aumenta el engagement por tu marca.

¿Un CRM para mi empresa?

¿Un CRM para mi empresa?

Un sistema CRM sirve para dar apoyo a las gestiones en las relaciones con los clientes, al marketing y por supuesto a la venta.

Es claramente una estrategia de negocio orientada y centrada en el cliente con el claro objetivo de ofrecerle aquello que realmente necesita y en el preciso instante que lo necesita. ¿Qué quiere decir esto? Que si un cliente está pensando en comprar un vehículo de alta gama, lo correcto sería aprovechar el momento en el que el cliente está más receptivo a una oferta específica de vehículos de alta gama, y no esperar a que esa relación se enfríe, o presentarle un vehículo de gama inferior al que está buscando.

Esto supone una mayor posibilidad de consecución de objetivos de venta, dado que conocemos cuál es la necesidad a cubrir por parte del cliente, que si carecemos de esta información. Con este sistema, podremos acceder a las fichas de cliente, las interacciones, las alertas y los informes. También a la información sobre los movimientos de los clientes: visitas pasadas y futuras, satisfacción de sobre tus productos, etc. Todos estos datos los puedes cruzar con facturación, con oportunidades de negocio, gustos o fechas, y crear porcentajes de probabilidad en la oportunidad de venta.

Pero el CRM no está sólo pensado para grandes empresas que mueven cantidades incalculables de fichas de clientes, también existen empresas algo más pequeñas que precisan de sistemas de CRM o Social CRM para crear oportunidades de negocio, desde su base de datos o desde las redes sociales en el caso del Social CRM. En Artyco Customer Database Marketing ofrecemos una solución integral para cada empresa, de modo que puedas crear un CRM a medida de tus necesidades reales y poder ir creciendo a la par que tu empresa lo haga. 

¿Quieres hacer comunicaciones más personalizadas a tus clientes?

Diseñamos e implantamos soluciones CRM y Social CRM para que conozcas mejor tus clientes y puedas aumentar el ROI

Mucho se habla de Big Data, pero ¿realmente sabemos que es Big Data?

Mucho se habla de Big Data, pero ¿realmente sabemos que es Big Data?

En anteriores artículos hemos hablado de la importancia de implementar Big Data en una empresa, o cuánto ayuda el Big Data al Social CRM, ¿pero qué es realmente Big Data y para qué me sirve a mí como empresa?

La definición que creemos más acertada sería que el Big Data es un sistema de tratamiento de información de grandes volúmenes, basados en procesos, procedimientos y herramientas específicas que permiten el almacenaje, el procesamiento, el análisis y la manipulación de estos datos, imposibles de gestionar con herramientas de medición y análisis tradicionales.

El objetivo primordial del Big Data es dotar de una infraestructura tecnología a las empresas con el propósito de conseguir acumular, trazar, analizar, visualizar y segmentar de manera económica y fluida la masiva información que se genera en cualquier parte del mundo.  Esto se consigue gracias a la implantación de hardwares y softwares específicos para cada tipo de empresa esencialmente desarrollados para la gestión de estos datos.

Para que nos hagamos una idea del volumen de datos de los que hablamos, Big Data mueve cifras de Petabytes y Exabytes. Cogiendo como referencia un Terabyte, sabemos que es igual a 1012,  pues que un Petabyte es igual a 1015 y un Exabyte a 1018. Cifras que quedan fuera del control de las mediciones tradicionales.

Si queremos entender correctamente estos datos, tenemos que buscar ejemplos con los que estemos más familiarizados, como el caso de Facebook que almacena entorno a 100 Petabytes sólo en fotografías y vídeos, o Twitter que crea diariamente información equivalente a 12 Terabytes, es decir, que sumando las interacciones de los usuarios de Smartphone, Tablets, PCs, GPS, Sistemas de Medición Industriales, Meteorología, Satélites, … etc. Se generan alrededor de 2.5 quintillones (1030) de bytes a diario en el mundo.  Lo que ha llevado a que según IBM el 90% de los datos existentes hayan sido creados en los dos últimos años.

Pero la cantidad de información que se genera o se puede recoger no es lo único importante en el Big Data, su versatilidad permite procesar la variedad de datos recogidos de diversas maneras a lo largo del mundo. Como ejemplo de estos datos tenemos audios, sistemas de Geolocalización, vídeo, dispositivos móviles, ordenadores, radios, medidores eléctricos, veletas, medidores de seísmos, … prácticamente cualquier dispositivo digital que genere o recoja información.  Todos estos datos necesitan una rápida respuesta de lectura, almacenaje y procesamiento para evitar la variación de los mismos y ser lo más precisos posibles. Esta rapidez de respuesta sólo es posible gracias al Big Data.

Hay que entender que Big Data por sí mismo no permite el procesamiento de estos datos, sino la correcta infraestructura para cada gestión particular junto a las bases de datos convencionales hacen del Big Data una potente herramienta de gestión de datos en tiempo real utilizada actualmente en entornos de salud, deporte, seguridad, meteorología, finanzas o empresariales, no sólo para su almacenaje, sino para mediante análisis y métricas adelantarse a las tendencias, sucesos, necesidades de la sociedad o desarrollando los productos del mañana. Uno de los últimos casos de éxito es el de la actual Campeona del Mundo de Fútbol, la Selección alemana que hizo uso de tecnología de análisis de datos masivos en tiempo real para mejorar el desempeño del equipo.

Si una empresa maneja grandes volúmenes de información o una gran variedad de datos es conveniente implementar una infraestructura definida dónde podrá crear proyectos a medida de sus necesidades, detectar y generar oportunidades de negocio, incrementar la velocidad y acceso a la información en tiempo real, o escalar en función de los volúmenes de información que obtenga.

¿Quieres predecir tus ventas?

Te ayudamos a conocer el comportamiento de tus clientes, a fidelizarlos y a predecir sus ventas maximizando tus resultados.