Consumidor Archivos - artyco | the data driven company
91 640 41 50 hola@artyco.com
Qué es el neuromarketing

Qué es el neuromarketing

Qué es el neuromarketing

Neuromarketing es el estudio del proceso de toma de decisiones del consumidor, desde que se plantea adquirir un producto o servicio, hasta que lo compra y lo disfruta. Todo a través de la ciencia, el análisis, y la tecnología. Desde siempre, el marketing ha querido medir de alguna manera el impacto de las emociones de los consumidores ante estímulos lanzados por el marketing y la comunicación. Para ello, se valió de la neurociencia, sin embargo, es ahora que se dispone, además, de tecnología suficiente, cuando esta disciplina está obteniendo increíbles resultados. ¿Quieres saber un poco más sobre ello? Adelante, vamos a ello.

Peter Drucker decía que el objetivo del Neuromarketing era decodificar los procesos que forman parte de la mente del consumidor, de manera que podamos descubrir sus deseos, ambiciones y causas que no vemos en sus opciones de compra. De esta forma podríamos darles lo que necesitan.

Si en algo ha estado siempre acertado Peter Drucker, ha sido en poner por delante de todo a las necesidades de los consumidores, algo en lo que parece que sólo nos estamos comenzando a centrar verdaderamente hoy día.

Según los expertos en la materia, el neuromarketing se puede dividir en tres tipos:

  • Neuromarketing auditivo.
     
    Todos sabemos la influencia que tiene sobre nosotros cualquier música, ruido, incluso silencio. Se dice que el oído humano es capaz de diferenciar unas 30.000 frecuencias diferentes.

    Este hecho ha sido utilizado en el marketing desde hace décadas. Por ejemplo, en los centros comerciales, donde se usa un tipo u otro de música con el objetivo de conseguir una cosa u otra.

  • Neuromarketing visual.
     
    Todos conocemos las técnicas más básicas relacionadas con la percepción visual, como acabar los precios en 0.99 para que parezcan más baratos, añadir la palabra “gratis”, “promoción”, “descuento” …, pero hay otras muchas, las cuales desde el neuromarketing estudian con el fin de dirigir al consumidor hacia la venta o hacer más eficaz el mensaje que se quiere transmitir.
  • Neuromarketing kinestésico.
     
    Este es el que percibimos a través del resto de los sentidos, como el del gusto, el olfato o el tacto. Cada vez es más usado, por ejemplo, un olor que te evoque un momento feliz en tu vida, como pueda ser la niñez, de cara a romper una barrera inicial del consumidor con una marca, y hacerse más accesible para la venta.

    Y es que es un hecho que el cerebro acumula información proveniente del olfato, el gusto y el tacto para determinar si un producto le es necesario o no.

Los consumidores estamos expuestos a miles de mensajes e impactos, recogidos por nuestros sentidos, pero los cuales nuestro cerebro rechaza y olvida, centrándose en aquellos que considera más importantes. Qué hace que nuestro cerebro se centre en una cosa y no otra, es lo que se lleva deseando conocer desde el marketing desde hace décadas.

¿Nunca te has preguntado por qué en una plaza en la que hay dos bares, uno está con gente esperando para sentarse en la terraza, mientras que el de al lado, en igualdad de condiciones, está vacío?

Esto sucede muchísimo con restaurantes, bares, discotecas, tiendas en un centro comercial y por supuesto marcas y productos en el lineal del supermercado.

Esta “obsesión” ha originado que se lleven a cabo innumerables estudios a través de numerosas técnicas de investigación. Pero, durante más de un siglo, las técnicas de investigación en marketing han estado dominadas por modelos que asumen un proceso racional de persuasión, basado en que los potenciales consumidores actúan conscientemente en el proceso de compra, y a la hora de elegir un producto. Es un enfoque que se ajusta a las metodologías tradicionales de investigación, si bien no siempre ha podido explicar con certeza, o predecir, el comportamiento de compra.

Sin embargo, hace algún tiempo que las líneas de investigación están yendo por otros campos. Los profesionales han buscado integrar procesos de marketing, tanto racionales como no racionales, y neurociencia social versus toma de decisiones individuales. Es decir, cómo usar métodos y tecnologías de marketing alineados con la neurociencia.

De esta manera, ha surgido el llamado Neuromarketing como un curioso “matrimonio” entre el marketing y la ciencia, creándose la “ventana” que nos permite observar el interior de la mente humana.

Y gracias a ese neuromarketing, podemos descubrir qué lógica hay detrás de cada compra, teniendo en cuenta pensamientos, sentimientos y deseos subconscientes, los cuales nos mueven en nuestro día a día hacia las decisiones de compra.

Métodos de medición en el neuromarketing

Para poder descubrir estos patrones de conducta, es necesario utilizar una serie de métodos, herramientas y tecnología.

Las técnicas y métodos que utiliza el neuromarketing para la identificación y búsqueda del comportamiento humano en el campo del consumo, podríamos resumirlas en estas:

# Prueba de respuesta implícita.

Muchas veces a nosotros como consumidores, nos es difícil verbalizar ciertos sentimientos, deseos o necesidades. Esta técnica lo que hace es que a través de imágenes o directamente con productos, estos han de contestar de manera impulsiva con una serie de palabras o actos que ayudan al científico que los observa a interpretar determinadas conductas de esos actos.

# Lenguaje corporal.

Este es uno de los métodos más antiguos para analizar el comportamiento humano. Todos sabemos que el lenguaje corporal expresa muchas veces, mucho más que el lenguaje oral, y transmite de nosotros mismos, más información de la que pensamos. Esta técnica se basa en analizar este tipo de lenguaje ante diferentes estímulos.

# Diseño empático.

Este método se desarrolla en el propio entorno del consumidor. El observador está pendiente en todo momento de cómo se comporta el consumidor, pero de manera silenciosa, es decir, sin intervenir, analizando cómo usa el producto.

# Reconocimiento facial.

Mediante cámaras con un software integrado, se identifican las expresiones faciales de los individuos y se asocian emociones, tanto positivas como negativas. Esta técnica, por ejemplo, fue utilizada por Pixar para testar su película, precisamente sobre emociones, ‘Inside Out’, a través de salas de prueba, en las que analizaban con máquinas de reconocimiento facial, las emociones de la audiencia respecto a la película.

#Seguimiento ocular.

Es el conocido como “eye tracking”, en el que una cámara identifica de manera automática los puntos a los que dirige la mirada el consumidor. Este método es muy utilizado en el diseño de páginas web, ayudando a conocer sobre qué elementos fija más la mirada, así como sobre cuáles presta más atención. Empresas como Amazon o Instagram utilizan habitualmente este sistema para definir su estrategia digital.

# Parámetros cardiovasculares.

En esta, se presta a un sujeto a diferentes estímulos, analizando su frecuencia cardiaca y flujo sanguíneo frente a ellos. De este modo, se conoce el grado de emoción y atención de las personas.

#Conductancia de la piel.

Esta es quizás la técnica biométrica más utilizada en neuromarketing. Mide los cambios electrodérmicos en la respuesta galvánica de la piel. Para ello, se suelen utilizar las palmas de las manos, ya que estas tienen una mayor concentración de glándulas sudoríparas.

# Pupilometría.

Esta técnica identifica los cambios en el diámetro de la pupila del ojo en respuesta a estímulos. Se suele utilizar junto con los estudios de seguimiento ocular. Una de las principales deficiencias de esta herramienta es que el cambio que se produce a veces en el diámetro de la pupila no es como consecuencia de una respuesta a un estímulo, sino por una alteración fisiológica.

Cuando se desean hacer estudios mucho más avanzados, se utilizan otras técnicas y herramientas que buscan registrar cambios en la fisiología cerebral. Para ello es necesario echar mano de maquinaria y tecnología mucho más avanzada. Las dos principales son:

# Imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI).

Primero se realiza una exploración cerebral en ausencia de estímulo. Después, se presenta un estímulo (por ejemplo, un anuncio que activa ciertas áreas del cerebro) que aumenta el flujo sanguíneo (rico en oxígeno) en ciertas regiones. Debido al hecho de que la sangre oxigenada tiene distintas ondas magnéticas, comparada con la sangre desoxigenada, esta diferencia se puede recoger en forma de señal por el escáner.

La fMRI proporciona una visión más profunda del cerebro, pero se trata de una técnica costosa.

# Electroencefalografía (ECC).

Se basa en la reproducción eléctrica de la actividad cerebral. Se presentan ciertos estímulos (productos o servicios) a la persona investigada, luego, las neuronas disparan corriente eléctrica que se puede medir y registrar con EEG. Es una técnica que exige la total relajación de los participantes, ya que, de lo contrario, el resultado no sería objetivo.

Ventajas del neuromarketing.

Ventajas del neuromarketing

Las principales ventajas que tiene el poder conocer por qué el consumidor elige ese bar, en lugar del de enfrente, o esa marca de escoba, respecto a la que tiene al lado, son evidentes. Aquí te dejo las más significativas.

  • El neuromarketing te permite medir todos los estímulos de un consumidor respecto a un anuncio, un momento de compra o lo que fuere, sin necesidad de intervenir preguntándole, con el sesgo que puede implicar.
  • Este, ayuda a los creativos publicitarios a conocer en función de qué estímulos, qué reacciones van a ocasionar en los consumidores, haciendo de sus comunicaciones, acciones mucho más efectivas.
  • Los estudios realizados a través del neuromarketing, aportan resultados y conclusiones mucho más precisos que los realizados a través de una encuesta, ya que obtienes información inconsciente en el consumidor, ya que utilizas herramientas de medición de la alteración fisiológica.
  • El neuromarketing evalúa de forma más precisa lo que el consumidor siente, pero también lo que piensa, tanto de forma consciente como inconsciente. Priorizándolo ante lo que nos cuenta, puesto que lo que nos cuenta siempre puede estar condicionado y manipulado por él mismo de forma consciente.
  • El neuromarketing ayuda a las empresas en su búsqueda por ser empresas ‘Customer Centric’ ya que les permite conocer mejor cómo son los consumidores, cómo sienten y qué desean. De este modo, las empresas centradas en el consumidor podrán ofrecerles aquello que de verdad desean.

Bien a través del neuromarketing, bien a través de los datos, lo importante es llegar a conocer realmente al consumidor. Aquella persona que elige entre ti y tu competencia. Quien decide en un momento dado dejar de comprarte, y quien sin saber por qué aumenta su gasto mensual en tus productos para al mes siguiente reducirlo drásticamente.

Sólo conociendo a esa persona tan importante en todo negocio, una compañía podrá tomar decisiones y estrategias Data Driven que les permita sobrevivir en un mercado cada vez más competitivo y complejo. ¿Hablamos?

Emilio Fernández Lastra

Chief Marketing Officer

“Después de la hipoteca, el inbound marketing es la mejor
herramienta para asegurar una relación a largo plazo”

¿Te ha parecido interesante lo que has leído?

En artyco podemos ayudarte a conseguir tus objetivos

¿Hablamos?

Si, quiero

+34 916 404 150

hola@artyco.com

© Artyco comunicación y servicios - Todos los derechos reservados

© Artyco comunicación y servicios - Todos los derechos reservados

Cómo es el consumidor actual

Cómo es el consumidor actual

Cómo es el consumidor actual

Hace décadas todos sabríamos definir de una mejor o peor manera cómo es el consumidor, cómo se comporta y qué le motiva. Sin embargo, en los últimos años todo ha cambiado. Este consumidor poco tiene que ver con el que antes era, interviniendo o entrando en juego un mayor número de canales, influencias, y creando nuevas motivaciones y procesos de compra. Esto ha originado un nuevo consumidor: el consumidor omnicanal hiperconectado. ¿Quieres saber un poco más sobre él?, pero, sobre todo, ¿quieres conocer cuáles son las tendencias de estos consumidores, las cuales están cambiando el consumo en la actualidad? Aquí te lo cuento todo.

Conocer al consumidor no tiene que ver sólo con saber qué le gusta comprar. Conocer al consumidor tiene más que ver con descubrir cuáles son las razones por las que compran un producto, dónde lo hacen, cómo, y sobre todo, con qué frecuencia. De igual modo, es interesante saber cuáles de estos consumidores influyen a su vez sobre la compra de otros, a través de sus opiniones, vertidas en las tiendas online o en las redes sociales.

Los últimos avances tecnológicos, así como el aumento de la confianza del consumidor en los medios digitales para realizar sus compras, han propiciado que el proceso de compra varíe. Todas estas variaciones, han dado origen a un nuevo estilo de hacer marketing, en el cual hay que dejar de ofrecer productos o servicios masivos, personalizando al máximo aquello que lanzas al mercado, teniendo, por tanto, una visión customer centric, en la que el estudio del consumidor, qué desea, cómo y cuándo, tienen una importancia máxima.

Por poner un ejemplo, los medios que ofrecían productos masivos a la mass media, están desapareciendo. Hoy día, el consumidor no busca productos o servicios en serie, busca experiencias, las cuales le hagan apasionarse por el producto, la marca y la empresa. Por lo general, las experiencias son memorables y esto es lo que hace que hablen positivamente de nosotros, y lo difundan a través de sus canales preferidos, y donde tienen voz, es decir, en las redes sociales.

Las experiencias por tanto facilitan el marketing de recomendación, el cual no se debe descuidar, ya que poder mantener esta estrategia en el tiempo, ayudará a tener un flujo de nuevos clientes, y clientes fieles. Para ello, es necesario trabajar el Customer Relationship Management.

Por tanto, el crear productos y servicios personalizados, así como saber comunicarte con tus clientes y potenciales a través de sus medios favoritos y cuando ellos prefieren, necesita de una capa de inteligencia de negocio enfocada en el conocimiento del consumidor.

Lo importante hoy día, en este mercado que estamos viviendo, es desarrollar estrategias que se adapten a la realidad del consumidor, y que además funcionen sin importar los cambios internos o externos que se generen, con el objetivo de fidelizar.

El mercado va a seguir creciendo y cambiando, por tanto, es responsabilidad del departamento de marketing conocer quiénes son sus clientes y potenciales, con el objetivo de poder llegar a satisfacerles en sus necesidades, tanto presentes, como futuras.

Como te he explicado, es fundamental hoy día conocer al consumidor. A continuación, te voy a dejar 10 tendencias en los consumidores, que están cambiando la manera de consumir. Creo que esta parte te va a gustar mucho…

10 tendencias que están marcando las ventas en los consumidores actuales

Tendencias consumidor actual

Según el último estudio sobre el estado del mercado global que acaba de publicar el mes pasado Euromonitor, los consumidores tienen la sensación de que hoy día las cosas están fuera de control, sobre todo por lo rápido que está cambiando todo. Esta sensación les ha hecho consumir de una manera desorganizada, la cual quieren cambiar, tomando una mayor posesión y control de sus vidas, y por tanto, también de lo que consumen y cómo.

Este hecho es el que marca estas diez tendencias que te presento.

 

#1. Un consumidor Age Agnostic.

Ya no vale la clásica segmentación de edad, en la que clasificábamos a nuestro público objetivo por este criterio, y cuánto más cerrada fuera la horquilla de edad, más definido teníamos a ese público.

Ahora, el consumidor se siente y se comporta como si fuera más joven de lo que en realidad es. Las personas de hoy día gozan en general, de una mejor salud. El deporte, la cosmética y la concienciación por una alimentación saludable ha originado que vivamos con una mejor calidad y más años.

Como tal, el consumidor ya no se auto-encasilla en una franja de edad. Por ejemplo, la tercera edad se siente joven y quiere hacer cosas y vivir experiencias de jóvenes. Además, este grupo generacional correspondiente a los Baby Boomers dispone de tiempo y dinero para consumir, pasando a ser un target fundamental para cualquier marca. Si quieres saber más sobre las oportunidades de esta generación, echa un vistazo a “Los Baby Boomers. Cómo seducir a la generación con mayor capacidad de consumo”.

El diseño de productos y las estrategias de marketing ya no pueden guiarse por los clásicos cánones de edad para llegar a los consumidores.

 

#2. Preferencia por el ‘Back to the basics’.

El consumidor está cansado de los productos hechos en serie, baratos, pero de muy mala calidad, los cuales ves en todas partes y no te ayudan a diferenciarte del resto.

Hay una tendencia clara de buscar productos básicos de calidad. Euromonitor denomina a este tipo de consumidores, como los Localovers, es decir, aquellos que se preocupan por buscar el plato regional más típico de una localidad en concreto; los que compran cosmética natural artesanal; aquellos que compran cepillos realizados con crines de caballo, siempre y cuando se haya respetado al animal en todo el proceso; etc.

Al final, todo vuelve a redundar en lo de siempre, la búsqueda de una experiencia única que te brinda el comprar o consumir un producto único, de calidad y especial.

 

#3. Un consumidor con una mayor conciencia.

El consumidor de hoy día cada vez muestra una mayor preocupación por la naturaleza y por los animales. Si disponen de la opción, en la búsqueda de un producto, hay quienes ya incorporan el término ‘animal friendly’ para acotar más sus resultados, por poner un ejemplo.

Hoy día es fundamental ser una empresa o marca sostenible, que no teste sus productos con animales o que no utilice componentes químicos que puedan dañar el medio ambiente en su composición, por poner varios ejemplos.

El consumidor de este siglo es más vigilante con el medio ambiente y los animales a la hora de consumir, y este aspecto debe de ser tenido muy en cuenta por las marcas a la hora de diseñar sus productos y comunicar.

 

#4. Es un consumidor hiperconectado.

Una de las consecuencias que ha tenido Internet en la sociedad actual, ha sido la posibilidad de conectar personas en cualquier lugar, en cualquier momento. El consumidor ya se ha adaptado a este factor y lo ha incorporado como algo intrínseco de su persona. Cuando quiere comunicarse con alguien, tiene que poder hacerlo, y una marca no es diferente.

Además, Internet está creando la conciencia de que no estamos solos. Y no me refiero a que hay vida en otros planetas, sino a que La Red nos une unos con otros, pudiendo compartir cosas, intercambiar opiniones o informarse de lo que fuera, en cualquier momento y con quien deseemos. A este hecho se le ha denominado ‘Digitally Together”, es decir, estamos juntos, aunque sea de manera digital.

Este es un hecho que debe tener en cuenta y controlar cualquier empresa, y disponer de un excelente sistema de comunicación con sus clientes y potenciales 24/7, así como información fácilmente accesible.

 

#5. El consumidor es ahora un experto.

Una de las palabras que más se utilizan en las búsquedas de Google en lo relacionado con los productos, según el mismo estudio, es ‘el mejor’, ‘los mejores’. El consumidor actual busca lo mejor, y para ello se informa, contrasta opiniones, lee artículos, fichas técnicas…

Antes, el experto de un producto era la marca. La información sobre ese producto giraba lógicamente entorno a ella. Hoy día ese epicentro ha cambiado de lugar, siendo el consumidor quien ha asumido ese rol, autodefiniéndose como un experto para él y para el resto de consumidores. Esta es una característica típica de la generación de los millennials, quienes buscan datos, filtran información y consultan múltiples fuentes para tomar la decisión de compra. Si quieres profundizar en esta generación, te recomiendo echar un ojo a “Qué buscan y cómo compran los millennials”. Este post está centrado en el sector automoción, pero te puede servir para hacerte una idea de cómo son.

 

#6. Un cliente JoMO.

JoMO o “joy of missing out” es la última tendencia de los consumidores a nivel global. Hemos pasado de no querer perdernos nada, a valorar nuestro tiempo para disfrutarlo nosotros. Ahora el placer es perderse cosas.

Esta tendencia conduce a los consumidores a poner unos límites claros e intentar dedicar más tiempo para ellos.

Es una cultura que apuesta por ser mucho más selectivo a la hora de comprar, decidiéndose por aquellos productos o servicios que no le impliquen una pérdida de tiempo o al menos, que no les consuman demasiado de su tiempo. Quieren desconectar más, y valoran los espacios sin conexión a Internet, para evitar distraerse de su experiencia de relax.

 

#7. Consumidor egocéntrico.

El consumidor, a pesar de pensar en el medio ambiente y la sostenibilidad, es un consumidor que piensa más en sí mismo. Compra con la intención de que le genere a su vez, un beneficio o un placer a él.

Se dice, que el proceso de compra se va asemejando cada vez más al proceso de cualquier producto de belleza, en el que buscas encontrarte bien contigo mismo durante la compra y una vez consumido.

 

#8. El plástico ha muerto.

Para el consumidor actual, el plástico debe desaparecer de todo packaging, envoltorio, o similar. El grado de concienciación con el problema que está ocasionando las toneladas de plástico en nuestro planeta, ha hecho que influya una compra u otra en función de la presencia o no de este material.

Si quieres saber más sobre el perfil de la generación más ecológicamente concienciada, te recomiendo echar un vistazo al post sobre “La Generación Z. Quiénes son y cómo influirles con acciones de marketing”.

 

#9. Inmediatez.

Debido a Internet, los nuevos consumidores se han vuelto más impacientes. Si adquieren algo, lo quieren para ya. Valoran los plazos de entrega super ajustados, las aplicaciones para el móvil que les ayuden a ahorrar tiempo, incluso están dispuestos a pagar más por algo, si lo tienen al momento.

 

#10. Los solteros al poder.

Según ciertos estudios, en el año 2030, teniendo en cuenta todas las generaciones, el número de hogares de solteros habrá aumentado hasta los 120 millones, un 30% más que en 2018.

Cada vez hay más gente que ha decidido vivir sola, detectando que, entre los mayores de 50 años la tendencia es a llevar una vida en soledad por diferentes motivos. A este tipo de personas se les ha denominado “solo lifestyle”, las cuales quieren sacar el máximo provecho a su vida, de manera individual.

Como es lógico, este hecho debe de tenerse muy en cuenta a la hora de definir un packaging y las cantidades de los productos, tendiendo a ser cada vez más reducidas o integradas en envoltorios individuales, ya que el consumo por unidad familiar será lógicamente menor.

Como habrás podido ver, es fundamental conocer perfectamente cómo es el consumidor, y así poder realizar estrategias acordes con lo que ellos buscan y esperan de tu marca. Si estás intentando poner en marcha estrategias customer centric, seguro que podemos ayudarte. ¿Hablamos?

Emilio Fernández Lastra

Chief Marketing Officer

“Después de la hipoteca, el inbound marketing es la mejor
herramienta para asegurar una relación a largo plazo”

¿Te ha parecido interesante lo que has leído?

En artyco podemos ayudarte a conseguir tus objetivos

¿Hablamos?

Si, quiero

+34 916 404 150

hola@artyco.com

© Artyco comunicación y servicios - Todos los derechos reservados

© Artyco comunicación y servicios - Todos los derechos reservados