digitalización Archivos - Artyco
Peregrinación por la Tierra Santa Digital

Peregrinación por la Tierra Santa Digital

Acabo de llegar de Israel, de hacer una peregrinación en familia por los santos lugares, por la tierra que vio nacer y morir (y para muchos resucitar), a Jesús de Nazaret. Un viaje apasionante, conociendo lo que hizo cambiar el rumbo de la historia, nuestra realidad, cultura, fe y religión.

La semana en cuestión fue la de la decisión unilateral (o no), de Trump de elegir Jerusalén como capital de Israel. Ciudad dividida en cuatro partes que conviven en continua tensión, donde hay que abstraerse de lo que dicen los periódicos y disfrutar de la intensidad con la que esta gente vive.

Un lugar del mundo en el que encuentras contrastes en todos los sentidos, culturales, de educación, civismo, relaciones familiares y profesionales… donde yo intentaba fijarme en la tecnología y la realidad digital. Te das cuenta de que vivimos acelerados, creándonos necesidades, sin optimizar nuestro tiempo, ni gestionando bien nuestros pocos recursos… y que hay otra forma de vivir, más tranquila y pausada. Pero no sé si es la sociedad quién nos lleva a la rapidez o nosotros mismos con nuestra ambición.

Ahora bien, Israel ha sido siempre un país puntero en tecnología, en herramientas digitales de gestión publicitaria, adserving, data y gestión empresarial. Un país donde la publicidad exterior no te habla de perfumes, moda o entretenimiento, sino de sistemas de gestión, de cloud y ERPs. Recuerdo en mis comienzos digitales la empresa CheckM8, usada por todos los grandes portales, como una de las soluciones publicitarias más impactantes del momento (hace unos 20 años)… donde la creatividad te acompañaba en tu scroll!!! Era lo más.

Un país donde conviven los mejores ingenieros del mundo, donde sólo Microsoft tiene tres centros de I+D (el último abierto en Nazaret), con ingenieros de todas las razas y culturas. Israel es el tercer país del mundo en investigación y desarrollo.

Hace casi 10 años, la primera vez que visité Haifa, fotografiaba los edificios de Google y Yahoo! Hoy en día una agoniza, y a la otra se le complica su existencia con la ley que acaba con la neutralidad de Internet.

Israel tiene su propio complejo tecnológico, Silicon Wadi y parques tecnológicos como Malha y Har Hotzvim donde, por ejemplo, se emplaza el centro de ingeniería de IBM. Muchas de las empresas localizadas en estos complejos cotizan en el Nasdaq (con su propio índice local).

Por sus características orográficas y climáticas, es una de las grandes potencias en ingeniería fotovoltaica, agrícola, además de sanitaria, y por su constante tensión, de desarrollo militar, y por su capacidad económica, de fintech.

El estado israelí invierte mucho en formación, en ocasiones cercano al 9% de su PIB según a UNESCO, siendo en muchas ocasiones el segundo país mejor formado del mundo según la OCDE. La inversión en formación tecnológica y digital, el estar a la vanguardia de las tecnologías en formación universitaria, el preocuparse por ser una potencia en todos los sectores posibles, hace que a nivel universitario y postgrado, los títulos están completamente actualizados y en constante evolución… quizás un referente en el que fijarse, en tener como ejemplo y quitarnos los lastres de nuestra educación universitaria.

Y más importante, es el segundo país del mundo con más emprendedores, ejemplo de autoempleo. Me comentaban que el 40% de las nuevas empresas que nacen son startups, lo que le ha valido el sobrenombre de Startup Nation. 1.400 nuevas empresas tecnológicas anuales sólo en esta región. Así, la Universidad de Tel Aviv, tiene su propio centro de emprendimiento, StarTAU. Nos queda mucho que aprender…

¿Quieres digitalizar tu negocio?

Te ayudamos a crear estrategias completas de Marketing Digital y a convertir tus procesos en óptimos a través de herramientas digitales.

Digitalización y mejora de procesos

Digitalización y mejora de procesos

“Quiero una web”. Después de un periodo de crisis en el que se han recortado multitud de gastos e inversiones, este 2017 vuelve a poner, como principal interés, la digitalización de las empresas, principalmente pymes que llegan tarde al tren tecnológico.

Muchas piensan que tener una web les va a generar más ingresos, les va a ayudar a una comunicación más fluida (tanto interna como externa), una mejor relación con el cliente, incrementar el valor de la marca… Y puede que sea así, pero además, también me expone, necesito una coherencia al comunicar, saber qué decir, cómo y cuándo, tener bien solucionados mis procesos internos…

Tener nuevas entradas de clientes que nunca antes he gestionado puede ser el principio de mi fin, y un germen de criticas cuando lo hago mal.

Partimos de la base de que hoy día lo digital es un commodity, y la tecnología también. No es diferenciable en sí misma, aunque sí su uso. El éxito de muchos negocios de hoy en día se basan en desarrollos que no se tangibilizan ni se perciben, que ofrecen un servicio por el que la gente se conecta, se divierte, trabaja, pero que, “si no es ésta solución será esta otra”, y así podemos cambiar de servidores, de plataformas de CRM o Marketing Automation, implementar o adquirir licencias o esperar a que llegue la opción definitiva… si llega.

Ahora bien, el verdadero cambio viene dado cuando me planteo lanzar la web. Si estás bien aconsejado, te dirán que “alto”, que a dónde vas, que planifiques primero. No ya los objetivos de comunicación, las keywords a utilizar, la estructura de la web, sino qué es lo que se va a mostrar, desde un punto de vista inconsciente, al usuario.

Probablemente, si no tengo bien estructurados los procesos en mi empresa, los mostraré en mi web mal estructurados también. Si mi gestión de clientes es errónea, me pasará lo mismo sobre los que me entren por web. Si mis herramientas de gestión están mal planteadas, se me agudizará el problema con el nuevo negocio que mi estrategia digital me traiga, etc.

Una web, red social, blog… son ventanas abierta de mi empresa, donde mostraré lo bueno y lo malo también, que tengo. Pero claro, actuemos sobre lo malo primero. Una estrategia digital me debería llevar a un cambio de mi gestión interna. Consensuar una política de precios que mostrar, una política de relación con el cliente que implementar, una solución única de facturación, una comunicación coherente con todas las líneas de negocio…

Lo mismo la digitalización no me hace falta, y sólo requiero de un par de herramientas bien implantadas, una web meramente transaccional o un chatbot interno de empleados. Lo mismo no necesito nuevas ventas o nuevos clientes, sino optimizar a los que ya tengo con algún programa de fidelización, una buena segmentación y sentido común en la relación con ellos. Lo mismo mi problema viene de una mala gestión de stock. Lo mismo mis problemas vienen por una deficiente calendarización de actos y eventos. Lo mismo… y la solución no es el digital.

Mirémonos primero internamente, qué deficiencias tengo, que gestión realizamos, cómo abordamos los problemas, cuáles son nuestros puntos débiles y démosles una solución desde dentro, antes de lanzarlos fuera. Lo mismo la imagen digital es la contraria a la que yo quería dar.

¿Quieres aumentar tus ventas?

Te ayudamos a crear estrategias completas de Marketing que te ayuden a alcanzar tus metas. Mejora tus ventas con e-Commerce, inbound Marketing y Email Marketing.

Informe sobre la Evolución Digital en el Mundo -2017

Informe sobre la Evolución Digital en el Mundo -2017

Hoy por hoy nadie pone en duda que vivimos en un mundo digital. Para cualquier país el uso de Internet está suponiendo la transformación de su industria, su economía, incluso su manera de afrontar la comunicación con sus ciudadanos. El proceso de la transformación digital es un hecho, pero no todos los países llevan el mismo ritmo. En este post te resumo alguno de los puntos clave del informe sobre la evolución digital en el mundo. No te lo pierdas.

El informe sobre evolución digital en el mundo o “Digital Planet 2017. How competitiveness and trust in digital economies vary across the world” publicado en julio de 2017 y realizado por The Fletcher School de la Tufts University de Boston, Estados Unidos. En este informe se analiza cuál es la evolución digital de los principales países del mundo, cuáles son los frenos que actualmente se detectan y cómo conseguir ese desarrollo digital.

El informe identifica seis puntos clave necesarios para conseguir con éxito, realizar una transformación digital. Son estos:

1. El uso de políticas públicas para crear con éxito una economía digital. En el informe indican que se han dado cuenta que los países altamente evolucionados han tenido una fuerte participación del gobierno y el entorno político en la configuración de sus economías digitales. Esto mismo está sucediendo con aquellos países que están experimentando un importante impulso.

2. La identificación y la amplificación de los conductores que intervienen en la evolución de la digitalización. Los autores de este estudio indican que “en la economía digital, es aún más importante entender hacia dónde va el mundo que donde está hoy”. Este pensamiento estratégico, debería redundar en una potente inversión en innovación por parte de aquellos países que quieran liderar el mundo digital del mañana.

3. Organizar almacenes digitales como ejes del Planeta Digital. Según los analistas del informe, este es un punto clave y una oportunidad para los países más pequeños, pero con unas instituciones públicas con una mentalidad hacia lo digital clara, ya que pueden crear un alto valor siendo los primeros en adoptar un ecosistema adecuado para el desarrollo de negocios digitales. Plataformas digitales como eBay, Amazon y Facebook, están permitiendo a las pequeñas empresas e individuos participar de la globalización. La mayoría de las empresas de Internet, nacen sin tener en cuenta la ubicación, teniendo una mentalidad global desde sus inicios. Para poder aprovechar las oportunidades de la globalización y para satisfacer la demanda, tanto de su país como fuera de sus fronteras, los países necesitan disponer de instituciones y entornos políticos favorables, invertir en infraestructuras de suministro para el futuro y fomentar la innovación.

4. Reinventar los estándares digitales a través del re-enfoque en la innovación. Los países con mayor puntuación en el Informe sobre Evolución Digital en el Mundo 2017 (Noruega, Suiza, Finlandia y Dinamarca), tienen una paradoja esencial en común: su éxito pasado en digitalización no se está traduciendo en ímpetu. Es decir, sus gobiernos fueron los primeros inversores en digitalización, así como en la creación de instituciones e infraestructuras necesarias para construir una economía digital, sin embargo, hoy en día sufren la combinación de una saturación de demanda, y la inercia institucional. Para seguir liderando el mundo digital, deberían reinventarse y luchar por seguir creciendo.

5. Tener en cuenta el papel que juega hoy día en nuestras vidas el Internet móvil. Nuestras manos, bolsillos y bolsos son cada vez más los hogares de Internet, sobre todo debido a los más de 2.000 millones de nuevos usuarios que desde el 2009 han hecho de su teléfono móvil su ventana de acceso a Internet. Seguro que esto seguirá siendo así para los 2.000 millones de usuarios que les sigan. Desde el 2010, dicen en el informe, el comercio electrónico global también se ha duplicado y el comercio realizado en un dispositivo móvil se ha multiplicado por 10. A día de la redacción del informe, había 5 mil millones de abonados móviles únicos. Cifra nada desdeñable y a tener en cuenta para tomárselo muy en serio. En relación a ello, en el informe indican que una buena estrategia para los países menos avanzados sería optimizar sus escasos presupuestos en facilitar el acceso a Internet a través de los móviles, ya que ello repercutirá directamente en ingresos económicos.

6. Los gobiernos deben realizar mayores esfuerzos para conseguir la confianza de los usuarios en Internet. Esta es una labor dirigida fundamentalmente a los países más evolucionados digitalmente. Aquí los proveedores tecnológicos, así como las empresas, tienen un papel muy importante, ya que deben trabajar en ofrecer políticas de privacidad y seguridad, para evitar que los usuarios experimenten un “déficit de confianza”. Sitios con una experiencia y ambiente menos confiables, incluyendo tecnologías poco fiables, webs desconocidas y tiempos de carga lentos, hacen que los usuarios de países más evolucionados, quienes son más propensos a soportar menos esas circunstancias, acaben desconfiando del medio.

 

Cuáles son los drivers que intervienen en la evolución digital

Según la información que se desprende del informe sobre evolución digital en el mundo, los principales “drivers” que impulsan esta transformación digital, son estos:

1. Condiciones de suministro. Este controlador mide la calidad y la disponibilidad de la infraestructura digital y física, como la disponibilidad de ancho de banda y la calidad de las carreteras.

2. Condiciones de demanda. Son los indicadores que sustentan las condiciones de demanda y que ayudan a abordar preguntas como: ¿tienen los consumidores los medios e instrumentos necesarios para conectarse a la economía digital?, ¿tienen la voluntad y el interés continuado de seguir participando activamente en la economía digital? La baja puntuación puede tomarse en este caso como un indicador de potencial mercado e inexplorado para los inversores y las empresas.

3. Entorno institucional. Además de ser los responsables de invertir en infraestructuras y establecer leyes, las acciones y políticas gubernamentales desempeñan un papel fundamental en el apoyo a la creación de negocios digitales. También son claves para propiciar las inversiones en innovación y tecnología digital, así como sus aplicaciones.

4. Innovación y cambio. La innovación es la clave para encontrar nuevas soluciones a los desafíos globales, nacionales y locales. El nivel de innovación se mide a través, principalmente, de la disponibilidad de talento y capital, teniendo en cuenta el nivel de colaboración entre universidades, empresas y centros de I+D+i.

En función de esos cuatro “drivers”, el informe puntuó a una serie de países, situándolos en un mapa de coordenadas.

 

Estado de digitalización en el mundo

En el informe analizaron un total de 60 países, los cuales en función de los “drivers” anteriormente descritos, obtuvieron el siguiente gráfico.

Mapa posición Mundo Digital

Fuente: Informe Digital Planet 2017

Donde:

  • Los países Stand Out (zona verde del gráfico) son altamente avanzados digitalmente y exhiben un gran impulso. Son líderes en impulsar la innovación, aprovechando sus ventajas existentes de manera eficiente y eficaz. Sin embargo, mantener un impulso constante y alto en el tiempo es un reto. Para seguir liderando la digitalización, estos países necesitan mantener sus motores de innovación en marcha y generar nueva demanda, a falta de lo cual se arriesgan a estancarse.
  • Los países de Stall Out (zona amarilla del gráfico) disfrutan de un alto nivel de avance digital, pero se ve que están pasando por un momento de desaceleración. Los cinco países con más puntuación en el ranking DEI 2017 son: Noruega, Suecia, Suiza, Dinamarca y Finlandia. Su mayor desafío es mantener el crecimiento. Pasar de estas “mesetas digitales” requerirá un esfuerzo consciente por parte de estos países para reinventarse, apostar por una tecnología digital ascendente en la que tenga liderazgo y eliminar los impedimentos a la innovación. Los países de Stall Out pueden mirar a los países Stand Out para obtener lecciones de sostenimiento del crecimiento liderado por la innovación.
  • Los países de Break Out (zona azul del gráfico) son de baja puntuación en sus actuales estados de digitalización, pero están evolucionando rápidamente. El gran impulso de los países Break Out y su importante margen para el crecimiento los haría muy atractivos para los inversores. Se caracterizan por tener infraestructuras relativamente débiles y una mala calidad institucional. Los países de Break Out harían bien en fomentar mejores instituciones que puedan ayudar a nutrir y sostener la innovación. Los países de Break Out tienen el potencial de convertirse en los países destacados del futuro, con China, Malasia, Arabia Saudita, Kenia y Rusia a la cabeza.
  • Los países de Watch Out (zona roja del gráfico) se enfrentan a desafíos significativos con su bajo estado de digitalización y bajo impulso. En algunos casos, estos países están retrocediendo en su ritmo de digitalización. Algunos de estos países demuestran una notable creatividad frente a graves brechas de infraestructura, limitaciones institucionales y baja sofisticación de la demanda de los consumidores. El camino más seguro para que estos países pasaran a una posición superior, sería mejorar el acceso a Internet para sus usuarios, sobre todo reduciendo la brecha que supone el Internet móvil, es decir, la diferencia entre el número de teléfonos móviles y el número de teléfonos móviles con acceso a Internet.

 

El caso de España es particular, ya que se sitúa en la zona roja (Watch Out), pero muy próximo al resto de las otras zonas, ya que está casi en el vértice de las cuatro. Esto quiere decir que las actuaciones que realicen el gobierno y las empresas motoras en el mercado español, así como la innovación que permita impulsar el uso de Internet, determinará la situación futura de España en el panorama digital internacional.

En el siguiente mapa se puede ver de una manera mucho más rápida, el orden de los 60 países objeto del estudio.

Mapa países digitales en el mundo

Fuente: Informe Digital Planet 2017

 

 

La confianza online como factor determinante para la transformación digital

Confianza online

Del estudio se desprende que la confianza online es uno de los factores más determinantes para aumentar la penetración de Internet en el mundo. El incentivo institucional, las infraestructuras y la innovación, así como los recursos de ese país son claves, sin embargo, es la confianza online la que hará que el usuario llegue a utilizar el entorno digital y ayudar a crear en definitiva, una economía digital potente.

Para llegar a entender qué es la confianza online y cómo generarla, el estudio la enmarca en los siguientes entornos:

1. Entorno digital. La privacidad es una de las principales áreas de preocupación para los usuarios. Estas han aumentado debido a hechos como: las revelaciones de Edward Snowden en 2014 acerca de las iniciativas del gobierno de EE.UU. para aprovechar las redes digitales; hacks de información sensible; y aumentar las capacidades del gobierno y del sector privado para rastrear las actividades digitales, las identidades y las ubicaciones de los usuarios. Algunos usuarios buscan el anonimato, en el que la identidad, pero no las acciones, están protegidas. Los ataques cibernéticos y el uso repetido de ransomware han ido aumentando, haciendo de la seguridad online otro de los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de conseguir una confianza online. Confianza que las empresas digitales deben garantizar a medida que los usuarios interactúan y realizan transacciones online. Las medidas de privacidad, seguridad y responsabilidad no deben obstaculizar a la creación de una experiencia de usuarios satisfactoria. La experiencia digital de los usuarios debe también desempeñar un papel en la evaluación general de la confianza digital.

2. Experiencia de usuario digital. Las empresas y las instituciones públicas se enfrentan al reto de conseguir un equilibrio lógico entre ofrecer el nivel más alto de privacidad y seguridad, y asegurar una experiencia perfecta de usuario en el entorno online. Priorizar la experiencia de usuario sobre la seguridad y la privacidad, puede repercutir en el comercio electrónico, mientras que priorizar la seguridad y la privacidad puede hacer que el usuario pierda el interés de utilizar los medios online para obtener algo.

Conseguir este equilibrio de una manera óptima, aseguraría a dichos países el avanzar hacia una economía digital y a generalizar su uso entre su población.

3. Actitudes. La mayoría de nosotros experimentamos la confianza como un instinto. Este sentimiento puede ser sobre las personas asociadas con la industria digital, las asociadas con la ciencia y la tecnología, el valor que colocamos la tecnología como parte integral de la vida, o la credibilidad de las instituciones. Conseguir una actitud positiva hacia Internet por parte de los usuarios, incidiría directamente sobre la confianza de estos en el medio.

4. Comportamiento. Cuando un individuo participa de Internet y realiza transacciones online, significa que tiene un mayor nivel de confianza que otro que no lo hace. Por tanto, si un país tiene unos índices de compra online cada vez más altos, significa que esos usuarios confían en el medio. Este hecho puede ser un indicador perfecto para observar la tendencia de la confianza de los usuarios.

 

El Digital Evolution Index de 2017 es un amplio informe de 70 páginas donde muestran todas las conclusiones obtenidas a lo largo de la investigación, así como sus recomendaciones. Si quieres profundizar en ello, te recomiendo que le eches un vistazo.

¿Quieres ser más digital?

Te ayudamos a crear estrategias digitales y mejorar el proceso de digitalización de tu empresa con lo último en CRM y Marketing Online.

La digitalización de los sectores tradicionales: los toros

La digitalización de los sectores tradicionales: los toros

Estamos terminando estos días la Feria de San Isidro (la taurina, ya que la verbena quedó tiempo atrás).

32 corridas de toros, un mes seguido, con casi lleno absoluto todos los días. Si lo miramos así, se puede decir que está bien, que es lo que siempre ha sido Madrid, una plaza de afición feroz, de toristas, de fieles de toda la vida, de gente de cualquier condición apasionada por la fiesta del toro.

Pero esta temporada, las cosas vienen de otra manera. Estamos viendo una evolución y apertura de las empresas taurinas hacia la sociedad, hacia los jóvenes (la creación de la grada joven, o el concepto, es un logro), y hacia las mujeres (con un repunte de alumnas inscritas en la escuela taurina de Madrid), dejando atrás ese ambiente quizás oscuro del apoderado manejando dinero con olor a puro.

Hemos visto en los últimos tiempos campañas de publicidad (algo inusual hace años), en estaciones de tren, de metro, haciendo un esfuerzo por mantener el precio de unas entradas castigadas por la crisis, por atraer nuevos aficionados, por hacer más “humano” al torero. Plazas como Valladolid, Zaragoza o Nimes se han visto envueltas en campañas publicitarias de gran calado e impacto, haciéndose virales en las redes sociales. Empresarios jóvenes, con otras ideas, o de toda la vida como Simón Casas, están intentando dar la vuelta a la concepción de la fiesta, que no pierde su esencia pero sí se actúa de otra manera.

La digitalización en el negocio de los toros

Foto: Revista Aplausos

Podríamos aplicar los principios del libro “Estrategia del océano azul” de W. Chan Kim. Misma esencia, distintos modos. Veremos cómo se acerca la plaza de toros a la sociedad, a través de pantallas gigantes para ver el futbol (como la pasada final de la Champions, en Valladolid), presentaciones de coches, o celebraciones de bodas. Música en directo después de cada corrida, bares dentro de la plaza, facilidad en la compra de entradas y en los accesos, información turística constante, reactivación del museo taurino, visitas o “tours” de la plaza, actividades culturales, el lanzamiento de una nueva revista a los abonados…

Probablemente el primer dato sobre el que empezar a ver los éxitos sea el de casi un millar de abonados nuevos esta temporada, y lleno en los festejos fuera de bono, ahí es nada.

Y todo esto se ha visto, dentro de la gestión de Nautalia junto a Casas, al dotar de un nuevo impulso de gestión a la plaza, no dentro del mundo del toro, sino el toro como una consecuencia del mundo. El primer resultado, el aumento de ingresos publicitarios vistos en forma de páginas comercializadas en los programas de cada tarde. Bufetes de abogados, grandes marcas de coches, restaurantes… aparecen como anunciantes en un mudo, el del toro, utilizado habitualmente por Farias y para de contar.

Pero el gran pilar del éxito, es el marketing digital. El uso de todas las herramientas de comunicación puestas al servicio de la gestión de la empresa, de encontrar nuevos públicos, de comunicar, de establecer relaciones… en definitiva, de digitalización del sector.

Desde la página web, su usabilidad, más visual, hasta el uso de todas las tipologías de contenidos (galerías de fotos, videos, resúmenes, entrevistas…), al aroma de las grandes tardes en fotos bien escogidas, de calidad.

Todas las redes sociales activadas, publicando constantemente las bondades de cada tarde, perfiles de matadores, ganaderos y empresa todos a una, un verdadero movimiento pro fiesta que se ve en los resultados: desde las 40.000 entradas vendidas el primer día de taquilla o el 50% de aumento en la taquilla joven. Este hecho confirma que el proceso de digitalización está en marcha y está dando excelentes resultados.

Buen trabajo, realizado en un entorno que piensa que los gobiernos van y vienen pero que ellos han de mantenerse, aunque quizás les queden tres puntos fundamentales en los que mejorar la comunicación:

  • Que los toros son para todos los públicos.
  • Que se consiguen entradas.
  • Y que no es un espectáculo caro.

 

Suerte.

¿Quieres aumentar tus ventas?

Te ayudamos a crear estrategias de Marketing Digital que te ayuden a alcanzar tus metas. Mejora tus ventas con e-Commerce, inbound Marketing y Email Marketing.

La oportunidad de las pymes

La oportunidad de las pymes

Ya tenemos en nuestras manos (o en nuestra pantalla), el estudio Census que publica anualmente Páginas Amarillas sobre la digitalización de las pymes. Las perspectivas son buenas, y la transformación digital viene de la mano de las pequeñas empresas, de los autónomos y de los emprendedores, siendo éstos últimos los más digitales.

Digitalización en la start up

Los actuales emprendedores son optimistas, tecnológicos, confían en la publicidad y se adaptan con más facilidad a los cambios actuales.

El estudio Census se lleva publicando cinco años de la mano de Páginas Amarillas y de la consultora GFK, y mide la digitalización de las pymes españolas. Es un magnífico termómetro, basado en un minucioso estudio del sector empresarial español, acerca de cómo estamos ante los retos de la digitalización, las herramientas de las que disponemos, su uso, y además, al ser páginas Amarillas en centro o contacto entre todas ellas, conocer de primera mano el termómetro por sectores, por provincias, por actividades…

Al ver el estudio, comprobamos que la mayoría de las pymes tienen redes sociales, web corporativa, hacen pequeñas inversiones en comunicación digital, van aprendiendo sobre ello y arriesgan cada vez más. Casi todas apuestan por probar en redes, paginasamarillas.es y publicidad SEM.

Ahora bien, la pregunta es, si hacer lo que hace todo el mundo me posiciona, cuál es el valor que yo puedo dar al cliente, si mostrar mi catálogo o que opinen sobre mí y ser responsive es diferencial o no. O quizás estemos viviendo o dando los mismos pasos que en el retail tradicional, al que llegan grandes minoristas y me fagocitan, y en el online, al que llegan grandes market places y me fagocitan.

¿Hacemos páginas web, aplicaciones y redes sociales porque hay que hacerlas o para dar un valor añadido al cliente? Muchas veces pecamos de conductismo y sólo nos planteamos lo que hace la masa, sin tener en cuenta lo que nos identifica como empresa, delante de nuestro cliente o la diferenciación que podemos tener en digital, que lo mismo no va por una web sino por un posicionamiento específico, onmicanal y centrado en el usuario. Nos han acostumbrado al customer centric sin pensar que antes de customer es user, y habrá que tratarle como tal (el usuario en el centro), conociéndole y mimándole.

Si hacemos lo que hace todo el mundo, seremos el mundo, y eso es inabarcable…