GDPR Archivos - Artyco
Cómo la reducción de tu BBDD por la GDPR puede beneficiar a tu email marketing

Cómo la reducción de tu BBDD por la GDPR puede beneficiar a tu email marketing

Ya es un hecho, a partir del 25 de mayo de 2018 no puedes comunicarte con las personas que no te hayan dado expresamente su consentimiento. Has realizado las correspondientes comunicaciones previas, o no, para pedir su consentimiento, y el número de emails comunicables se te han reducido drásticamente. ¿Qué vas a hacer ahora? Ese número de suscriptores y registros que habías tardado años en ampliar se han ido de la noche a la mañana, y ya no puedes hacer nada. Si estos pensamientos son los que se te pasan por la cabeza ahora mismo, tranquilo, en este post tengo algo bueno que contarte.

Para los que hayáis caído en este post sin saber muy bien todo lo que supone la nueva GDPR, te recomiendo antes de empezar, que te leas el post que escribí hace unas semanas sobre “7 tips para que tu CRM cumpla con éxito la GDPR”. En lo relacionado con el email marketing, la GDPR o RGPD, implica que como profesional del marketing debes recopilar el consentimiento de tu base de datos, de una manera libre, específica, informada y que no presente ambigüedad, tal y como se dice en el artículo 32.

Para ello, necesitas un nuevo consentimiento de tu base de datos o un nuevo Opt-in, los cuales además, debes probar en un sistema de almacenamiento, así como disponer de un método a través del cual los usuarios puedan rectificar sus datos personales, o eliminarlos.

Como sabes, a partir del 25 de mayo sólo podrás comunicarte con aquellos de tus contactos que te hayan validado ese consentimiento de una forma clara. Cualquier registro ambiguo implicará la necesidad de obtener un nuevo permiso de manera expresa, por parte de estos.

Imagino que ya habrás realizado las correspondientes comunicaciones para recoger los permisos por parte de tu base de datos. También imagino que las respuestas te habrán asustado, viendo cómo ha caído el número de emails comunicables en tu base de datos.

Es lógico pensar que cuantos más emails tenga en mi base de datos, más éxito tendré en mis acciones de email marketing, mayor será mi alcance y mayor conocimiento de marca, productos o servicios. No te quito razón, pero ¿qué calidad tenía tu base de datos?, ¿esta te estaba reportando los resultados en cuanto a kpis que te querías?, ¿te permitía realizar un correcto perfilado de estos por intereses?

Vale, a pesar de esto seguirás pensando que si te dan a elegir, te gustaría tener una lista de emails más grande que la de Amazon, pero créeme si te digo que la cantidad es menos importante que la calidad, y te lo voy a demostrar.

Seguro que ya has leído u oído algo sobre la necesidad de realizar frecuentes limpias en tu base de datos para mantenerla fresca y actualizada. Pues bien, gracias a la GDPR esta limpia la vas a hacer sí o sí. Pero no te preocupes, a pesar de dejarte la base de datos en cifras para echarse a llorar, te aseguro que esos que te han dicho que quieren que sigas comunicándote con ellos, son de calidad. Pero no de una calidad normalita… de mucha calidad, y eso vale su peso en oro.

¿Quieres que te justifique esa pérdida? Pues bien, por estos motivos vas a ver de otro modo lo que te ha ocurrido a consecuencia de la nueva GDPR.

GDPR para emailing

1. Te va a permitir ahorrar costes.

Como bien sabes, cualquier plataforma de envío de email marketing cobra en función del número de envíos y de suscriptores. Es decir, a mayor número de suscriptores o emails comunicables, mayor coste. Ahora hazte esta pregunta: ¿Pagarías por contarle a alguien que no quiere saber nada de ti, cuáles son tus últimas novedades? No se tú, pero yo no.

La GDPR te ha ayudado a saber quiénes de verdad quieren saber de ti y por quiénes merece la pena pagar el envío.

2. Te va a ayudar a mejorar tus métricas de engagement.

Yo lo comparo con las redes sociales. Todos conocemos a una persona, si nosotros mismos no somos esa persona, que tiene cientos de “amigos” en las redes sociales. Es quien más tiene y no paran de crecerle, pero escribe algo y casi nadie interactúa con él.

Pensadlo, qué es mejor, tener 1000 amigos y que sólo interactúen contigo 50, o tener 50 y que sean 25 los que lo hacen. Dirás… en el primer caso he conseguido más interacciones. Sí, pero ¿cuál es tu tasa de engagement? Yo prefiero tener un éxito del 50% que del 5%.

Esto se refleja en nuestro caso actual, en que debido a la GDPR, enviarás comunicados a menos personas, pero que sí quieren comunicarse contigo, con lo que tu tasa de apertura debería de aumentar considerablemente.

3. Más emails no significan más ventas.

Es cierto que todos queremos tener más y más personas interesadas en nuestros productos y servicios a los que ofrecerles nuestras soluciones para que nos acaben comprando, sin embargo, el que alguien te haya dejado en algún momento su email, no quiere decir, ni de lejos, que quieran comprar cualquier cosa que le vendas. Simplemente pueden haber sentido curiosidad por algo de lo que haces, y una vez satisfecha esa curiosidad se han ido a otro tema.

Si te libras de ese tipo de emails, quedándote con aquellos que de verdad muestran interés por tu empresa, podrás hacer análisis de su comportamiento de una manera más fidedigna, y por tanto, ofrecerles aquello que realmente necesitan de una manera más personalizada. ¿En qué repercute esto? ¡Exacto! En ventas.

4. Te ayudará a definir mucho mejor tus estrategias de email marketing.

Es, más o menos la continuación del punto anterior. Al tener emails de mayor calidad y que te aportan más respuestas, puedes llegar a conocer mejor sus gustos, pudiendo clasificarlos y segmentando de una manera más precisa. Al analizar el comportamiento de estos segmentos frente a tus acciones de email marketing, podrás definir de una manera más acertada tus estrategias futuras respecto a las comunicaciones con estos.

 

Además de todas estas razones, las cuales espero que te hayan ayudado a ver el tema con otra perspectiva, tengo una cosa positiva más que contarte.

Por lo general, el principal motivo por el que muchos de los contactos por email no abren nuestros comunicados, es porque nos siguen a través de otros medios. Sí has leído bien. Las redes sociales son un canal atractivo para muchos de los usuarios, ya que lo consideran no intrusivo, y que pueden hacer clic cuándo quieren y porque ellos quieren, sin pensar en que lo hacen porque tú se lo has propuesto. Piensa en potenciar durante este tiempo la comunicación en tus perfiles sociales, no vaya a ser que alguno de tus contactos que sí le interesas, se le haya olvidado darte permiso en tus comunicaciones previas por email, y se esté perdiendo una información que le pueda llevar a la venta.

Piensa que hoy por hoy vivimos saturados de información y de canales de información. Si nos encanta una empresa, le seguimos en Twitter, en LinkedIn, en Facebook, nos suscribimos a su newsletter, recibimos además información de la empresa en los medios online, en las suscripciones que tenemos también con estos, etc, etc… por lo que debes empezar a enfocar las comunicaciones en función del canal que utilizas, dando un valor individual a cada una de estas.

En Artyco hemos tenido que pasar por estos mismos procesos por los que estás pasando tú y podemos ayudarte si quieres hacer crecer tu lista de nuevo, pero esta vez de calidad. El poder analizar tu base de datos, crear segmentos por intereses y comportamiento, el diseñar emails responsive y de valor para cada segmento, enviarlos y sacar conclusiones con los datos recogidos es una de las cosas que mejor se nos dan. No dudes ni por un instante en pedirnos ayuda si quieres dar realmente valor a tus futuras acciones de email marketing. ¿Hablamos?

 

¿Quieres mejorar tus comunicaciones?

La GDPR te ha dejado bajo mínimos, pero no te preocupes podemos ayudarte en esta nueva etapa con estrategias de email marketing efectivas

7 tips para que tu CRM cumpla con éxito el nuevo GDPR / RGPD

7 tips para que tu CRM cumpla con éxito el nuevo GDPR / RGPD

Seguro que ya has oído hablar del GDPR / RGPD o Reglamento General de Protección de Datos, el cual entrará en vigor en toda la Unión Europea el próximo 25 de mayo de 2018. Si tu empresa vende o presta servicios dentro de la UE y dispones de listados de clientes, debes acatarte a estas normas si no quieres recibir importantes sanciones. Aquí te muestro 7 tips que te ayudarán a gestionar con éxito este nuevo reglamento.

Como sabrás, Internet ha traído como consecuencia el acceso por parte de las empresas, de una gran cantidad de datos. Este hecho hizo que se creara en el año 1995 la Directiva de Protección de Datos, la cual se quedó rápidamente obsoleta ante la evolución que ha surgido en el ámbito online a raíz del desarrollo de las diferentes plataformas sociales, auténticas generadoras de datos de carácter personal. Es por eso que surge el GDPR, para atender a ese aumento y variación en el tipo de información de carácter personal que circulaba a través de estas y que iba a parar de una u otra manera a empresas con el fin de utilizarlas de manera comercial, en muchos casos, sin el consentimiento de los usuarios.

Seguro que la primera pregunta que te haces es, ¿a qué considera el GDPR datos personales? Muy sencillo, es toda aquella información por la que una persona puede ser identificada, directa o indirectamente, como su nombre, DNI, dirección postal o número de teléfono. Pero también son considerados datos personales, información referida a la identidad física como los datos genéticos, fisiológicos, psíquicos, económicos, culturales o sociales. Además, en esta nueva normativa, la dirección IP e incluso las cookies podrían ser consideradas también como datos personales, así que ten cuidado con ello.

Te preguntarás también cómo puede tu empresa controlar que toda esta información sea correctamente tratada, ¿verdad? En la nueva norma también hablan de ello. Según el GDPR toda empresa debería de tener un responsable de protección de datos (DPO) bien sea de manera interna o externa, el cual cuide por la seguridad de la información que maneja la empresa, cumpliéndose la nueva normativa.

Ahora que ya estás introducido en el tema, vamos a por lo que importa: 7 sencillos pasos para ayudarte a que tu empresa cumpla con la nueva normativa europea.

 

Siete consejos para cumplir con el GDPR

La nueva RGPD

Evita sorpresas de última hora y asegúrate que tu empresa está lista para el GDPR.

1. Conoce qué es el GDPR y cuáles son sus ventajas.

Esta nueva normativa exige a las empresas dentro de la UE, a que utilicen un mismo sistema eficiente para el manejo de datos, dando estabilidad y uniformidad a la interacción entre las diferentes organizaciones. Además, el nuevo GDPR establece estándares de privacidad y protección de datos únicos, los cuales están pensados para beneficio no sólo de los consumidores, sino también de las empresas.

El tener este apartado optimizado en tu empresa, así como participar de dichos estándares repercutirá de una manera positiva en los procesos de tu empresa, aumentando la productividad, y teniendo, al fin y al cabo, una repercusión positiva en los resultados de tu compañía.

2. Apréndete las nuevas normas.

Estas son algunas de las normas que deberá cumplir tu empresa. Te recomiendo que le dediques unos minutos a leerlas y comprenderlas.

Sobre los criterios de consentimiento. Es frecuente que las empresas utilicen unos criterios de consentimiento difíciles de leer y con mucha terminología y verbos de temática jurídica. Con este nuevo reglamento las solicitudes de consentimiento de tu empresa deben ser claras, accesibles y escritas en un lenguaje sencillo que pueda entender todo el mundo. Otro aspecto que incluye, es que debe ser igual de sencillo para los usuarios el retirar su consentimiento que otorgarlo. A partir de este nuevo GDPR, las casillas de consentimiento deben de estar desmarcadas, siendo el usuario el que haga el acto voluntario de marcar aquellas que le interesen. El consentimiento debe ser expreso, ya no puede haber un consentimiento tácito.

Sobre los derechos a oponerse. Un punto destacable de esta nueva norma, es que ahora los usuarios tienen derecho a elegir cómo puede ser utilizada, o no, su información personal. Hasta ahora, las empresas no estaban obligadas a informar para qué iban a utilizar los datos que recababan. Ahora deben de expresar a sus usuarios de forma obligada si quieren que se utilicen sus datos con fines de marketing o si quieren recibir emails de tu empresa. En función de su disposición, tendrás que crear listas diferentes en el CRM de tu empresa.

Sobre protección de menores. Esto debes de grabártelo a fuego. Los menores de 16 años necesitan el consentimiento de sus padres o tutores legales para proporcionar información personal.

Sobre el derecho de supresión o el derecho al olvido. La nueva GDPR obliga a las empresas a ofrecer a sus usuarios la posibilidad de eliminar sus datos compartidos con esta, así como a comunicárselo en un plazo menor a los siguientes 30 días desde su solicitud. ¿Qué quiere decir esto? Que deberás adaptar tu CRM para que te notifique cuáles de tus clientes han ejercido su derecho al olvido.

Sobre el derecho de rectificación. Con el nuevo reglamento, las empresas deben tener preparado su CRM para poder realizar cambios o rectificaciones en los datos de sus clientes, a petición de estos. Del mismo modo, y a consecuencia de ello, es necesario que tu CRM disponga de notificaciones automáticas para comunicar a tus clientes que esas rectificaciones que han pedido se han realizado correctamente. De este modo se mejorará la transparencia y la comunicación con tus contactos.

Sobre el derecho de la portabilidad de los datos. Al crear un estándar con este nuevo reglamento, se facilita el traspaso de información del cliente de un responsable a otro, de manera sencilla y óptima. Con esta nueva norma, tus clientes tienen derecho a pedirte sus datos y traspasarlos a otra empresa.

3. Ten muy organizados y planificados los procesos que vas a llevar a cabo para la recogida y el procesamiento de los datos.

Ahora es necesario que demuestres legalmente los motivos por los que has recogido esa información de tus clientes y potenciales, así como la forma en la que los has captado. Con esto lo que se intenta es que las empresas sólo almacenen aquella información que necesitan para su actividad diaria.

Será necesario que centralices toda la información de carácter personal en un mismo lugar, como un CRM, el cual albergue el registro de consentimiento.

Para ajustarte a este nuevo procedimiento, es necesario que adaptes ese CRM para almacenar y gestionar sólo aquella información que necesitas, así como para poder automatizar mecanismos de control.

4. Cambia todos los formularios y formas que tenías para recoger datos y que no están en línea con la nueva norma.

Antes del nuevo GDPR muchas empresas recogían datos de sus clientes y potenciales, dejando automáticamente marcada la casilla de consentimiento. Desde ahora, esa casilla debe ser marcada de manera activa por el usuario, por tanto, deberás de modificar aquellos formularios online o físicos en los que tenías definida esa casilla como marcada automáticamente.

5. Protege bien los datos.

Como supondrás, esta nueva norma se basa en dos prioridades: el consentimiento por parte del usuario y la protección. En cuanto a la protección, esta norma exige a las empresas no sólo a que recojan únicamente aquella información que necesitan, si no también que sólo las personas encargadas de trabajar sobre esa información sean las únicas que puedan acceder a ella.

6. Orienta la actividad de tu empresa hacia una verdadera cultura customer centric.

Como sabes, con esta normativa cuando un usuario entra en un site, debe aceptar las cookies antes de lanzarlas. Ofrece contenidos de calidad o servicios a cambio de su aceptación. Según muchos estudios, el usuario está dispuesto a dar sus datos a cambio de recibir una experiencia mejorada.

7. Conoce bien las multas que pueden existir si se incumple el RGPD.

Por lo general, esta normativa es muy positiva tanto para usuarios como para empresas, pero es cierto que las organizaciones tienen que realizar un esfuerzo para adaptarse a ellas. Si no lo haces e incumples alguna de las normas, te enfrentas a sanciones muy importantes. Estas sanciones varían en función del tamaño de la infracción, pero para que te hagas una idea, estas pueden rondar multas que supongan un 4% de la facturación global anual de la compañía o los 20 millones de euros, dependiendo de cuál sea la cifra mayor.

 

¿Qué es el reglamento e-Privacy?

e-Privacy

El Reglamento e-Privacy es un reglamento que se está desarrollando al nivel europeo de manera paralela al GDPR, y el cual vela sobre el respeto sobre la vida privada y la protección de los datos personales en las comunicaciones electrónicas. Fundamentalmente está pensado para lo que se avecina en el Internet de las cosas (IoT) y las aplicaciones de mensajería instantánea. A día de hoy, no está definida su fecha de aplicación, pero es interesante que vayamos pensando en ella.

Proyectos muy ambiciosos relacionados con el IoT en el cual se ayude a optimizar la conducción en vehículos, el consumo de energía o la salud, pueden verse perjudicados con este reglamento, ya que atacaría directamente a datos muy sensibles del usuario. Seguiremos su pista para ver de qué manera evoluciona y cómo finalmente se redacta, ya que mucha de la inteligencia artificial en el entorno online y digital puede verse truncada.

 

¿No sabes si tu empresa lo está haciendo bien con el GDPR? Si no sabes cómo afrontar este importante reto, tu CRM no está preparado o ves que con esta normativa vas a perder una gran cantidad de datos, puedes ponerte en contacto con nosotros. En Artyco desde hace unos meses venimos trabajando en ello para nuestros clientes. ¿Te ayudamos?