Cómo la reducción de tu BBDD por la GDPR puede ayudar tu email marketing

Ya es un hecho, a partir del 25 de mayo de 2018 no puedes comunicarte con las personas que no te hayan dado expresamente su consentimiento. Has realizado las correspondientes comunicaciones previas, o no, para pedir su consentimiento, y el número de emails comunicables se te han reducido drásticamente. ¿Qué vas a hacer ahora? Ese número de suscriptores y registros que habías tardado años en ampliar se han ido de la noche a la mañana, y ya no puedes hacer nada. Si estos pensamientos son los que se te pasan por la cabeza ahora mismo, tranquilo, en este post tengo algo bueno que contarte.

Para los que hayáis caído en este post sin saber muy bien todo lo que supone la nueva GDPR, te recomiendo antes de empezar, que te leas el post que escribí hace unas semanas sobre “7 tips para que tu CRM cumpla con éxito la GDPR”. En lo relacionado con el email marketing, la GDPR o RGPD, implica que como profesional del marketing debes recopilar el consentimiento de tu base de datos, de una manera libre, específica, informada y que no presente ambigüedad, tal y como se dice en el artículo 32.

Para ello, necesitas un nuevo consentimiento de tu base de datos o un nuevo Opt-in, los cuales además, debes probar en un sistema de almacenamiento, así como disponer de un método a través del cual los usuarios puedan rectificar sus datos personales, o eliminarlos.

Como sabes, a partir del 25 de mayo sólo podrás comunicarte con aquellos de tus contactos que te hayan validado ese consentimiento de una forma clara. Cualquier registro ambiguo implicará la necesidad de obtener un nuevo permiso de manera expresa, por parte de estos.

Imagino que ya habrás realizado las correspondientes comunicaciones para recoger los permisos por parte de tu base de datos. También imagino que las respuestas te habrán asustado, viendo cómo ha caído el número de emails comunicables en tu base de datos.

Es lógico pensar que cuantos más emails tenga en mi base de datos, más éxito tendré en mis acciones de email marketing, mayor será mi alcance y mayor conocimiento de marca, productos o servicios. No te quito razón, pero ¿qué calidad tenía tu base de datos?, ¿esta te estaba reportando los resultados en cuanto a kpis que te querías?, ¿te permitía realizar un correcto perfilado de estos por intereses?

Vale, a pesar de esto seguirás pensando que si te dan a elegir, te gustaría tener una lista de emails más grande que la de Amazon, pero créeme si te digo que la cantidad es menos importante que la calidad, y te lo voy a demostrar.

Seguro que ya has leído u oído algo sobre la necesidad de realizar frecuentes limpias en tu base de datos para mantenerla fresca y actualizada. Pues bien, gracias a la GDPR esta limpia la vas a hacer sí o sí. Pero no te preocupes, a pesar de dejarte la base de datos en cifras para echarse a llorar, te aseguro que esos que te han dicho que quieren que sigas comunicándote con ellos, son de calidad. Pero no de una calidad normalita… de mucha calidad, y eso vale su peso en oro.

¿Quieres que te justifique esa pérdida? Pues bien, por estos motivos vas a ver de otro modo lo que te ha ocurrido a consecuencia de la nueva GDPR.

GDPR para emailing

1. Te va a permitir ahorrar costes.

Como bien sabes, cualquier plataforma de envío de email marketing cobra en función del número de envíos y de suscriptores. Es decir, a mayor número de suscriptores o emails comunicables, mayor coste. Ahora hazte esta pregunta: ¿Pagarías por contarle a alguien que no quiere saber nada de ti, cuáles son tus últimas novedades? No se tú, pero yo no.

La GDPR te ha ayudado a saber quiénes de verdad quieren saber de ti y por quiénes merece la pena pagar el envío.

2. Te va a ayudar a mejorar tus métricas de engagement.

Yo lo comparo con las redes sociales. Todos conocemos a una persona, si nosotros mismos no somos esa persona, que tiene cientos de “amigos” en las redes sociales. Es quien más tiene y no paran de crecerle, pero escribe algo y casi nadie interactúa con él.

Pensadlo, qué es mejor, tener 1000 amigos y que sólo interactúen contigo 50, o tener 50 y que sean 25 los que lo hacen. Dirás… en el primer caso he conseguido más interacciones. Sí, pero ¿cuál es tu tasa de engagement? Yo prefiero tener un éxito del 50% que del 5%.

Esto se refleja en nuestro caso actual, en que debido a la GDPR, enviarás comunicados a menos personas, pero que sí quieren comunicarse contigo, con lo que tu tasa de apertura debería de aumentar considerablemente.

3. Más emails no significan más ventas.

Es cierto que todos queremos tener más y más personas interesadas en nuestros productos y servicios a los que ofrecerles nuestras soluciones para que nos acaben comprando, sin embargo, el que alguien te haya dejado en algún momento su email, no quiere decir, ni de lejos, que quieran comprar cualquier cosa que le vendas. Simplemente pueden haber sentido curiosidad por algo de lo que haces, y una vez satisfecha esa curiosidad se han ido a otro tema.

Si te libras de ese tipo de emails, quedándote con aquellos que de verdad muestran interés por tu empresa, podrás hacer análisis de su comportamiento de una manera más fidedigna, y por tanto, ofrecerles aquello que realmente necesitan de una manera más personalizada. ¿En qué repercute esto? ¡Exacto! En ventas.

4. Te ayudará a definir mucho mejor tus estrategias de email marketing.

Es, más o menos la continuación del punto anterior. Al tener emails de mayor calidad y que te aportan más respuestas, puedes llegar a conocer mejor sus gustos, pudiendo clasificarlos y segmentando de una manera más precisa. Al analizar el comportamiento de estos segmentos frente a tus acciones de email marketing, podrás definir de una manera más acertada tus estrategias futuras respecto a las comunicaciones con estos.

 

Además de todas estas razones, las cuales espero que te hayan ayudado a ver el tema con otra perspectiva, tengo una cosa positiva más que contarte.

Por lo general, el principal motivo por el que muchos de los contactos por email no abren nuestros comunicados, es porque nos siguen a través de otros medios. Sí has leído bien. Las redes sociales son un canal atractivo para muchos de los usuarios, ya que lo consideran no intrusivo, y que pueden hacer clic cuándo quieren y porque ellos quieren, sin pensar en que lo hacen porque tú se lo has propuesto. Piensa en potenciar durante este tiempo la comunicación en tus perfiles sociales, no vaya a ser que alguno de tus contactos que sí le interesas, se le haya olvidado darte permiso en tus comunicaciones previas por email, y se esté perdiendo una información que le pueda llevar a la venta.

Piensa que hoy por hoy vivimos saturados de información y de canales de información. Si nos encanta una empresa, le seguimos en Twitter, en LinkedIn, en Facebook, nos suscribimos a su newsletter, recibimos además información de la empresa en los medios online, en las suscripciones que tenemos también con estos, etc, etc… por lo que debes empezar a enfocar las comunicaciones en función del canal que utilizas, dando un valor individual a cada una de estas.

En Artyco hemos tenido que pasar por estos mismos procesos por los que estás pasando tú y podemos ayudarte si quieres hacer crecer tu lista de nuevo, pero esta vez de calidad. El poder analizar tu base de datos, crear segmentos por intereses y comportamiento, el diseñar emails responsive y de valor para cada segmento, enviarlos y sacar conclusiones con los datos recogidos es una de las cosas que mejor se nos dan. No dudes ni por un instante en pedirnos ayuda si quieres dar realmente valor a tus futuras acciones de email marketing. ¿Hablamos?

 

¿Quieres mejorar tus comunicaciones?

La GDPR te ha dejado bajo mínimos, pero no te preocupes podemos ayudarte en esta nueva etapa con estrategias de email marketing efectivas

Emilio Fernández Lastra

Emilio Fernández Lastra

"Después de la hipoteca, el inbound marketing es la mejor herramienta para asegurar una relación a largo plazo."
Emilio Fernández Lastra
Share This