Los 10 principales retos del marketing en esta nueva Era - Artyco

Los 10 principales retos del marketing en esta nueva Era

A nadie se le escapa que el Marketing de hoy día nada tiene que ver con el de hace 20 años. Actualmente vivimos momentos de mayor incertidumbre, en donde los cambios son cada vez más frecuentes y la tecnología tiene cada vez una mayor importancia. Los departamentos de Marketing de hoy día, son híbridos entre marketing y tecnología, siendo indispensable para ellos tener un amplio conocimiento de una gran cantidad de herramientas en su día a día (Véase Marketing Tech Stack en este blog). Todo esto nos hace plantearnos cuáles son los 10 principales retos del marketing que afrontaremos de ahora en adelante. ¿Quieres saber cuáles son? En este blog te los cuento.

Como cualquier disciplina, el Marketing ha ido evolucionando a la par que la sociedad, pero sobre todo, que la tecnología.

Hace sólo diez años, la obsesión de las empresas eran los impactos publicitarios de los mensajes que lanzaban. A cuánta más gente llegara el mensaje mejor. Y a pesar de que ya existían las RRSS, los mensajes eran unidireccionales, sin prestar atención a la bidireccionalidad que estaba predominando.

El avance tecnológico trajo nuevas maneras y más acertadas de traqueo así como mayores capacidades de almacenamiento de esa información, y análisis de la misma, ayudando a las empresas a conocer mucho mejor quién se relaciona con la empresa, y cómo es. De este modo, las empresas han podido construir unos mensajes más personalizados, cambiando totalmente la manera de comunicarse con sus clientes.

Todo eso acaba de empezar: Data Lakes, Data Management, Business Intelligence, Machine Learning… encontrándonos en el momento preciso de afrontar nuevos retos que ayuden a formar el nuevo marketing.

¿Quieres saber cuáles son los 10 principales retos del marketing? A continuación, te los cuento.

 

Principales retos del marketing que debemos afrontar

Retos del Marketing

#1. Vincular el Marketing con la estrategia corporativa de la empresa.

Marketing siempre ha estado muy relacionado con aspectos estratégicos al nivel corporativo. La definición de la propuesta de valor, los objetivos globales de la compañía, así como la definición de la cartera de productos, han involucrado siempre al departamento de marketing, de alguna manera.

Hoy día, la mayoría de las empresas que no quieran perder el tren del mercado moderno, están rediseñando su estrategia corporativa con el objetivo no sólo de vender más productos o servicios, sino de hacer algo tan antiguo como es crear posicionamiento de marca en la mente de su público objetivo.

Para ello, marketing debe de estar al servicio de esos objetivos corporativos y trabajar para mantener esa coherencia.

#2. Tener un conocimiento profundo del cliente.

Con Internet, a las empresas se les ha abierto la posibilidad de obtener información valiosa sobre sus clientes y potenciales, como nunca antes lo habían tenido. Gracias a la tecnología existente, podemos aumentar el conocimiento profundo de estos, obteniendo información sobre quiénes son, cómo son, qué les gusta, qué les motiva, cómo se informan, cómo compran, cómo se comportan ante diferentes medios…

Toda esta información la podemos almacenar en plataformas específicas para ello, como las CDP (Customer Data Platforms) las cuales te ayudan a crear perfiles únicos de clientes en función de toda esta información recogida tanto a través de fuentes de la empresa (1st Party Data), como de terceros (2nd y 3rd Party Data).

Los consumidores de hoy día ya no buscan información sobre productos y servicios como se hacía antes, al igual que no interactúan igual con las marcas. El cliente actual está hiperconectado, es más infiel y variable, y por supuesto, mucho más informado y predispuesto a influenciar a otros consumidores a través de su experiencia personal con las marcas.

Toda esa interacción entre consumidores a través de Internet, así como con la marca, bien en redes sociales, o bien a través de la web, han supuesto que la información sobre cada uno de ellos se haya incrementado de manera exponencial, originando lo que llamamos Big Data y que tan de moda ha estado en los últimos años. Gracias a sistemas tecnológicos innovadores, podemos gestionar grandes volúmenes de datos a gran velocidad, posibilitando el estudio y el conocimiento del cliente, algo que está siendo utilizado por muchas empresas de primer orden y que la tuya no debería de dejar de aprovechar.

#3. Hacer un correcto Benchmarking.

Como sabrás, el benchmarking es un proceso continuo por el cual una empresa investiga en el exterior (otras empresas) bien sus productos, servicios, procesos de trabajo o lo que fuere, con el objetivo de compararlos con el suyo propio y adaptar aquello en lo que le supera, y mejorarlo.

Hoy día, y a diferencia de tiempo atrás, tal y como vengo diciendo a lo largo de este post, la cantidad de información disponible al alcance de la mano de cualquier empresa es casi infinita. Este hecho ha provocado una parálisis ante tal cantidad de datos, los cuales muchas veces en lugar de servir para ayudarnos a comprender mejor la situación, consiguen lo contrario, es decir, paralizarnos o tomar insights equivocados.

Para ello, es necesario contar con los mejores analistas, los cuales, sepan extraer de toda esa información obtenida, cuáles son los principales insights que nos generen acción, de cara a mejorar ese producto, servicio o proceso del que hablábamos al inicio de este tercer punto.

Pero no acaba aquí todo. El nuevo marketing debe de tener muy en cuenta la posible reacción de la competencia, la cual actuará pronto, ya que dispone de tecnología que monitoriza nuestros movimientos en tiempo real, al igual que disponemos nosotros de ella, y contra atacará de manera directa con el objetivo de hacernos el mayor de los daños. Es por eso que, además de contar con los mejores analistas, debemos contar con los mejores estrategas, quienes sepan leer entre líneas la información de la que disponen, y sepan adelantarse a los movimientos de la competencia, como si un tablero de ajedrez se tratara, llevando dichas estrategias a la acción, antes que el resto.

#4. Predecir tendencias del entorno y convertirlas en oportunidades.

El mundo actual va a una velocidad la cual hace décadas ni hubiéramos imaginado. Es por eso que, tener el “olfato” de ver una tendencia y saber sacarle provecho de cara a obtener un beneficio para la empresa, puede ser determinante.

Para poder prever tendencias, siempre se ha utilizado el análisis PEST (análisis de factores Políticos, Económicos, Socioculturales y Tecnológicos). En este análisis, el cual no está desfasado, le podríamos incluir también los factores Medioambientales y los Demográficos, los cuales son fundamentales hoy día, primero por la importancia que está teniendo el medioambiente en la sociedad y las empresas actuales; así como la crisis migratoria que estamos viviendo en muchos países, la cual está alterando el factor demográfico de muchas ciudades. Algo que debemos estudiar de manera continua.

Un profesional de marketing debe estar muy pendiente de estos factores, pero también de las tendencias y novedades en cuanto a robótica, IoT, impresoras 3D, vehículos autónomos o cualquier innovación que pueda tener la capacidad de cambiar el mercado.

#5. El Marketing STPB cobra más sentido que nunca.

Segmentación, Targeting, Posicionamiento y Branding. Antes de ponernos a definir las acciones necesarias para cumplir los objetivos de marketing, debemos definir muy bien las estrategias relacionadas con el STPB, las cuales van a determinar en gran medida qué tipo de acciones y de qué manera las vamos a realizar.

Antes, cuando segmentábamos a nuestros clientes, lo que hacíamos era describirlos y clasificarlos. Ahora con el marketing digital no es necesario hacerles amplias preguntas para conocer cómo compran, ya que, a través de su dispositivo favorito, podemos tener la certeza de cómo lo hacen en realidad. Ahora, además, no sólo nos quedamos en la descripción, sino que nos podemos anticipar y prever los comportamientos de consumo.

Con el posicionamiento, sin embargo, obtenemos un rejuvenecimiento de una estrategia ampliamente utilizada tiempo atrás, la cual muchas empresas por algún motivo ya no le dan la importancia que tiene.

Vivimos en un mercado hiper saturado al nivel de competencia, canales, productos, etc. La única manera que tienen las empresas de diferenciarse es a través del posicionamiento o de cómo la perciben los consumidores en su mente. Las propuestas de valor que actualmente deben manejar los departamentos de marketing, están relacionadas con ventajas funcionales de sus productos. Pero no se quedan ahí, deben combinarse con ventajas emocionales (qué me hace sentir la marca cuando la consumo), y ventajas sociales (qué hace esta marca por la sociedad a la que pertenezco).

Una estrategia de branding también se hace indispensable hoy día más que nunca. Sólo una marca que esté bien trabajada respecto a sus valores, y que sea capaz además, de transmitirlos, tendrá una importante ventaja respecto a la competencia en la lucha por la diferenciación en el mercado.

#6. Cómo entendemos la comunicación.

La manera de hacer un plan de comunicación no ha cambiado, lo que ha cambiado son los canales a través de los cuales trasladar tu comunicación. Hoy día el consumidor es omnicanal, complicándose esto aún más teniendo en cuenta que, además, han aumentado considerablemente estos canales.

Antes con televisión te asegurabas una gran cantidad de impactos en una amplia masa de la sociedad. Hoy día y debido al alto conocimiento del consumidor, podemos lanzar mensajes más personalizados en aquellos canales que utiliza, abriéndose la posibilidad a medios como las redes sociales, los influenciadores, el email marketing, los contenidos bien online como offline… Son cada vez más las Startups que se están dando a conocer sin utilizar los medios tradicionales y a las que les están funcionando muy bien.

La comunicación como reto del marketing

#7. La omnicanalidad en la venta.

El consumidor puede acceder a tu producto o servicio a través de múltiples canales. Su customer journey y su contacto con la marca es de constantes saltos de uno a otro canal, comprando indiferentemente a través de uno u otro. El objetivo dentro del departamento de marketing es conseguir crear un ecosistema y una experiencia de cliente homogénea para todos ellos, de tal manera que obtenga las mismas emociones y sensaciones al comprar a través de cualquiera de ellos, redundando en una experiencia de compra positiva y la satisfacción de marca.

#8. Para mejorar hay que medir.

El profesional de marketing de hoy día tiene que medir cada una de las acciones que realiza. Nunca antes habíamos tenido tantas herramientas que lo permitieran, por tanto, hay que aprovecharlas. Sin embargo, aún hay muchas empresas que no miden sus acciones, principalmente por no tener bien definidas sus KPIs y sus métricas (Diferencia entre KPI y metrica).

#9. Nuevos roles en Marketing relacionados con el Customer Centric.

El conocimiento del cliente debería llevar a cualquier empresa al Customer Centric, en donde el este es el verdadero motor de la empresa sobre el cual se formulan los productos y servicios que ofrece.

Desde marketing se tiene ese conocimiento del cliente y debe transmitirlo al resto de áreas para que tengan conciencia de cómo diseñar sus productos, cómo realizar la logística… siempre teniendo en el foco de todo lo que se hace, al cliente.

Debido a esto se han creado nuevos roles de marketing relacionados con esto, como el de Chief Customer Officer, centrado en hacer rentable la experiencia del cliente con la marca, y no en hacerlo rentable a este para la marca, con el objetivo de hacer su relación con la empresa más duradera.

#10. Cómo hacer buen marketing.

Al final Marketing es Marketing y uno de los principales retos que nos vamos a encontrar va a seguir siendo cómo hacer buen marketing, y este lo haremos, bien a través de nuevas tecnologías o no. Para ello es necesario coherencia y anteponer al cliente y los objetivos de la empresa, a los medios a utilizar, sólo porque sean novedosos e innovadores.

 

Si has llegado hasta aquí es porque sabes que el mercado y el marketing está experimentando un importante cambio, y no quieres perdértelo. Sabes por lo que has leído y lo que te he contado, que una de las mayores revoluciones va a estar relacionada con el conocimiento del consumidor y la data para poder realizar acciones más certeras. Si esto que te cuento no te resulta extraño y estás buscando cómo ponerlo en marcha, ponte en contacto con nosotros. Podemos ayudarte en todo este proceso.

Emilio Fernández Lastra
Marketing Manager en Artyco Customer Database Marketing
"Después de la hipoteca, el inbound marketing es la mejor herramienta para asegurar una relación a largo plazo."

Emilio Fernández Lastra

"Después de la hipoteca, el inbound marketing es la mejor herramienta para asegurar una relación a largo plazo."
Emilio Fernández Lastra

Latest posts by Emilio Fernández Lastra (see all)

Share This