CRM

 Tu estrategia de negocio centrada en los clientes

La clave para el crecimiento de cualquier compañía son los clientes, por ello es importante conseguir nuevos y retener los que ya confían en nuestros servicios o productos, y anticiparse a las necesidades del cliente, basándonos en su conocimiento, es fundamental para lograrlo.

El CRM permite unificar y centralizar toda la información valiosa del target de manera sencilla y organizada. Además, brinda la capacidad de gestionar eficazmente la relación con clientes, un objetivo fundamental para el éxito de todas las organizaciones.

Cualquier compañía, independientemente de su tamaño, número de empleados o sector de actividad, tiene la posibilidad de poner en marcha una estrategia de CRM, ya que supone hacer partícipe al cliente como el centro de todas las acciones que llevemos a cabo.

Conoce a tu cliente

Saber que necesita en cada momento puede ser la clave de la venta

Centraliza la información

Dirigirte al sector adecuado, mejora la conversión y reduce el gasto de tus campañas

Extrae datos

Analiza cada dato y acción, orienta tus esfuerzos según los resultados

Aprovecha la información de tus clientes:

Podrás crear y mantener una visión 360º de tus clientes que te permitirá establecer un diálogo continuo, utilizando estratégicamente la información para afinar campañas y optimizar resultados.

Un mismo lugar, una base de datos:

Integrar toda la información en una única base de datos te da la posibilidad de conectar con los distintos departamentos y acceder a la misma información actualizada, en tiempo real.

Segmentar tu público:

Desarrolla y adapta tus estrategias de forma específica para cada público conforme a sus preferencias, de manera ágil y rápida podrás crear segmentaciones que te ayuden a crear campañas más rentables.

Campañas, Seguimiento y Rentabilidad:

Crea, analiza y mide el ROI de tus campañas. CRM te da una visualización de todas tus acciones y la interacción de los usuarios con cada una de ellas. La toma de decisiones estará basada en datos de valor.

Fideliza:

Fidelizar a un cliente conlleva menos costes que atraer nuevos, por ello debemos crear y mantener una relación sólida con ellos. Proporcionar valor a nuestros clientes puede ayudarnos a crear prescriptores de nuestra marca y servicios.

Ver el caso de éxito de Mercedes-Benz

Ir al caso de éxito

Entradas sobre CRM

Ir al Blog
Share This